lunes, 10 de agosto de 2015

La liberal del PP que defiende sueldos de 340€ cargaba al Ayuntamiento hasta la ropa interior


08 agosto 2015

Cristina Tavío, diputada canaria del PP, publicaba el martes un tweet en relación a las últimas cifras de la afiliación a la Seguridad Social: «Seguimos creando #EmPPleo. Detrás de éstas cifras claro que hay personas». Su tuit recibió la respuesta de otro usuario, que aludía al sueldo precario de los trabajadores a media jornada: «Sí, cobrando 340? al mes con media jornada. ¿Se mantiene así a una familia?». Este tweet fue respondido por la diputada diciendo: «Por ahí se empieza».

Pues bien, según se encarga de recordar El Plural, Tavío estuvo en el centro de una investigación de la Fiscalía Anticorrupción que se dio en llamar Bragasgate, allá por el verano de 2010: el PP presentó facturas por valor de casi 160.000 euros en las que se incluyeron muchas que nada tenían que ver con actividades del grupo municipal: bebidas alcohólicas, circuitos termales, joyas y ropa interior.

Según los denunciantes, Tavío y su secretario regional en el partido habían reconocido públicamente «que el Grupo Popular en el Ayuntamiento de Santa Cruz utilizó el dinero que recibía de las arcas municipales para financiar el partido y que, como esto no estaba permitido por la legislación vigente en aquellos años, 'metían las manos en el bolsillo y aportaban facturas personales para justificar la asignación al grupo'».

La diputada, que se define como liberal en Twitter, hizo frente a la polémica asegurando que la factura que dio nombre al caso «no era de bragas, sino de ropa interior masculina». Según el informe del interventor municipal los cinco concejales del Partido Popular en Santa Cruz de Tenerife liderados por Tavío gastaron hasta 640.000 euros del Ayuntamiento, pero cuando tuvieron que justificar esa cantidad solo lo hicieron por valor de 153.138,17 euros.