martes, 13 de octubre de 2015

EEUU entregó 50 toneladas de municiones a mercenarios sirios



La entrega se llevó a cabo el domingo con el lanzamiento de 112 palés en paracaídas en la provincia norteña de Al-Hasaka.

Aviones de transporte militar de Estados Unidos repartieron 50 toneladas de municiones a bandas armadas en el norte de Siria, como parte de un intento para reformular el fallido programa de entrenamiento de dichos grupos con el objetivo de derrocar al Gobierno de Bashar al-Assad.

La información fue difundida por una cadena de noticias estadounidense, citada por RT, la cual detalló que la entrega se produjo el domingo a través del lanzamiento de 112 palés en paracaídas.

Según una fuente estadounidense en condición de anonimato, los aviones militares C-17, escoltados por un caza, suministraron las municiones, granadas de mano y otro tipo de material en la provincia de Al-Hasaka, a un grupo apoyado por el país norteamericano.

El Pentágono confirmó el envío por medio del portavoz del Mando Central de Estados Unidos, el teniente coronel Patrick Ryder. «Como resultado de esta exitosa operación, varios grupos árabes sirios cuyos responsables fueron verificados recibieron municiones», declaró en un comunicado citado por Fox News.

Recientemente, el secretario de Defensa de Estados Unidos, Ashton Carter, declaró que su país podría revisar el programa de ayuda a los grupos armados que buscan derrocar al presidente Al-Assad, aunque no detalló qué tipo de apoyo les ofrecen.

De igual manera, la nación norteamericana anunció el fin del plan para entrenar a miles de militantes para supuestamente luchar sobre el terreno contra el autodenominado Estado Islámico (EI).

La nueva entrega de armas se produce cuando numerosos analistas señalan la responsabilidad de Estados Unidos en la situación que se vive en Siria desde 2011.

Incluso políticos norteamericanos, como el senador republicano del estado de Virginia Dick Black, han criticado la actitud de la Casa Blanca hacia la nación árabe.

A finales de septiembre pasado el legislador consideró que la crisis siria llegará a su fin si su país deja de armar y entrenar a los terroristas. Al mismo tiempo, subrayó que la intervención del gobierno estadounidense en Medio Oriente provocó el surgimiento de grupos terroristas, incluido el Estado Islámico.

Este plan de apoyar por otros medios a las bandas armadas se da poco después de que Rusia comenzara una campaña de bombardeos para apoyar a la nación árabe en su lucha contra el autodenominado Estado Islámico.

Según datos de la Organización de Naciones Unidas (ONU), la agresión imperialista iniciada en Siria en el año 2011, ha dejado unos 220.000 muertos, ha obligado a más de 4 millones de personas a buscar refugio en otras naciones y otros 7,6 millones de sirios se han desplazado internamente.