jueves, 22 de agosto de 2013

Defensa gasta este año 7.396 millones, un 24% más de lo presupuestado

El ministro de Defensa, Pedró Morenés.
La cuantía inicial de 5.937 millones se ha incrementado con dos créditos por 1.459 millones, la mayoría para armamento. Pese a la crisis, desde 2008 las dotaciones extraordinarias han sumado 9.125 millones, un 21% más del presupuesto oficial.


Ya se ha convertido en costumbre. Como viene ocurriendo en los últimos seis años, el pasado 27 de julio, en pleno arranque de las vacaciones de verano, el Gobierno ha aprobado por la vía expeditiva del real decreto la concesión de un crédito extraordinario «para atender al pago de obligaciones correspondientes a programas especiales de armamento y material» por 877,3 millones de euros. El importe, justificado por razones de «extraordinaria y urgente necesidad», se concede «al presupuesto del Ministerio de Defensa y se financiará con deuda pública», según se explica en el BOE.

La excepcionalidad de la medida queda en entredicho porque el pasado 30 de abril el Gobierno ya había autorizado un aumento del gasto en el presupuesto del Ministerio de Defensa por un importe de 582,3 millones de euros.

Con las dos decisiones el engorde de los dineros destinados al departamento encargado de organizar la actividad militar en España ha crecido en nueve meses un 24%. Así en los Presupuestos Generales del Estado para 2013 se le consignaron 5.937 millones, que sumados a los 1.459 millones de las dos partidas extraordinarias citadas, ascienden en total a 7.396 millones.

Seis años de 'extraordinarios'

Si echamos la vista atrás, el carácter excepcional de los créditos con los que desde 2008 se engorda de manera sistemática y en una cuantía media aproximada de 1.500 millones cada año, el presupuesto inicial del Ministerio de Defensa, comprobaremos que lejos de ser una mediada «urgente y extraordinaria», se ha convertido en una costumbre. Así, en el ejercicio 2008 en la ley de Presupuestos Generales del Estado se consignaban para el departamento 8.149 millones. Tras el correspondiente decreto veraniego esta cifra se aumentó hasta 9.810 millones. En 2009 la misma jugada; de 8.255 millones se pasó a 9.344 millones. En 2010 de 7.694 se subió a 8.715 millones. En el ultimo año del gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, 2011, los 7.156 millones del presupuesto se convirtieron en 8.301 millones.

En 2012, y justificado en buena medida por una partida extraordinaria para el pago de armamento, el tradicional engorde de las cuentas de Defensa batió su récord al pasar de los 6.316 millones presupuestados a 9.066 millones.

Incluyendo en el cómputo las cifras apuntadas correspondientes a 2013, y a la espera de que antes de final de año no se produzcan nuevas sorpresas, durante los últimos seis años la cuantía total presupuestada para el Ministerio de Defensa fue de 43.507 millones. Sin embargo, tras la aprobación reiterada de partidas «extraordinarias» año tras año, la cantidad total gastada ha sido de 52.632 millones; esto es 9.125 millones de euros más o, lo que es lo mismo, un engorde del 21%. En el mismo período partidas como la sanidad, la educación o la investigación han sufrido recortes de hasta el 50% a causa de la crisis.

Dinero para armamento

La concesión del último crédito extraordinario por 877,3 millones el 27 de julio último para Defensa es justificada por el Gobierno «para atender al pago de obligaciones correspondientes a programas especiales de armamento y material». Estos programas «tanto por su volumen económico, complejidad industrial y tecnológica, suponen las más relevantes adquisiciones de sistemas de armas» que cubren «necesidades político-estratégicas, económicas, industriales y tecnológicas esenciales para la modernización de las Fuerzas Armadas».

Este río de millones a crédito se reparte del modo siguiente: 2,7 millones para la Fragata F100; 371,5 millones para el avión de combate EF-2000; 2,42 millones para el carro de combate Leopardo; 46,6 millones al nuevo avión de transporte militar A-400M; 88,2 millones para el helicóptero de combate Tigre; 28,2 millones para el buque BAC; 32,4 millones para el obús 155/52; 15 millones para el misil Taurus; 69,8 millones para la Fragata F-105, un millón para el buque BAM-1; 34,5 millones para el misil C/C Spyke; 75,19 millones para el helicóptero NH-90; 5,96 millones para los Nodos CIS de la UME y 10 millones para el helicóptero EC-135.

En la única oportunidad para intervenir en el Congreso de los Diputados, a causa de las vacaciones parlamentarias, el diputado Joan Baldovi de Compromís-Equo aseguró que «es escandaloso, inmoral que mientras se recortao en sanidad, en educación, en i+d+i, el presupuesto de Defensa siga engordando. Nos parece tramposo, falto de ética, que mezclen créditos para desempleados, con créditos para tanques, misiles y obuses».

2 comentarios:

Loan Home dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Los de Abajo a la Izquierda dijo...

Lo hemos borrado porque este tipo de publicidad no es bien recibida aquí. Y mucho menos todo aquello que apesta a usura.