miércoles, 9 de noviembre de 2016

Esto es lo que ocurre en el bosque cuando nadie lo ve (y tal vez te robe el aliento)

UN ARROBADOR VISTAZO A LA INTIMIDAD DE UNO
DE LOS ESCENARIOS MÁS HERMOSOS
A LOS QUE TENEMOS ACCESO, EL BOSQUE.

Por JAVIER BARROS DEL VILLAR
29/09/2016

«Hay placer en los bosques inexplorados.»
Lord Byron  

Tal vez, cuando nadie lo observa, el bosque revela cosas tan hermosas que nuestra imaginación aún no alcanza a asir. Pocos espacios remiten con mayor fidelidad al término «santuario» que estos lugares, vigilados por árboles y adornados con ecosistemas seriados, que encabezan musgos, helechos, líquenes y fantasmas.

Este video documentado por el micólogo Paul Stamets, por cierto un tipo bastante inspirador, nos ofrece un vistazo a la intimidad del bosque. Esquivando el ritmo ordinario del tiempo, gracias a la instalación de cámaras que filmaron de manera ininterrumpida cientos de horas, este timelapse nos revela un fenómeno inédito para la mayoría: el nacimiento y crecimiento de distintas especies de hongos y otras plantas.

El material es parte de un largo y paciente estudio de Stamets, abocado a descubrir y entender el papel de los hongos dentro del bosque, su relación con los árboles, la tierra y el resto de los habitantes. Pero más allá del valor científico de este ejercicio, que sin duda será bastante rico, lo que esta vez nos lleva a compartirlo es la prístina belleza de lo que ocurre ahí adentro, en el bosque: la temporalidad biológica, húmeda, que jadea en silencio y presume un ritmo perfecto.

El bosque guarda secretos, y quizá los suyos sean los más preciosos de todos.