martes, 24 de septiembre de 2013

Envían a niñas tunecinas a Siria para 'servir' en la yihad sexual de los rebeldes sirios


(20 - septiembre - 2013)

En nombre de la yihad, varias niñas tunecinas fueron enviadas a Siria y forzadas a prestar servicios sexuales a entre 30 y 100 yihadistas que combaten en el país. Ahora 13 de ellas han regresado a casa embarazadas, según reveló un muftí de Túnez.

Las niñas fueron «engañadas» para viajar a Siria y forzadas a mantener relaciones sexuales con rebeldes sirios que luchan para derrocar al régimen del presidente Bashar al Assad, de acuerdo con el canal árabe Al-Arabiya.

El ministro del Interior de Túnez, Lotfi ben Jedú, declaró que las niñas «tienen relaciones sexuales con 20, 30 o 100 yihadistas» en Siria, sin precisar si se refería a cifras diarias.

Por su parte, un exmuftí (erudito capaz de emitir una fatua o edicto) de Túnez, Sheikh Othman Battij, condenó que 13 de las niñas han vuelto a casa embarazadas tras los abusos sexuales perpetrados en el marco de la yihad sexual, ante la cual «permanecemos en silencio, sin hacer nada». Battij describió esta práctica como una forma de «prostitución» y de «educación inmoral» y poco después fue destituido de su cargo.

Según fuentes cercanas al Ministerio del Interior tunecino, 86 personas han sido detenidas desde marzo de 2013 como sospechosas de «formar redes que envían a la juventud tunecina a la yihad en Siria».

En agosto, el director general de los Servicios de Seguridad del Estado tunecino, Mustafá bin Omar, declaró que se había detectado una célula dedicada a promover la yihad sexual en una zona del oeste de Siria controlada por combatientes de Al-Qaeda, que ofrecían a niñas como tributos sexuales a los combatientes yihadistas.

La yihad sexual es considerada como una forma legítima de guerra santa por algunos líderes salafistas.