martes, 1 de mayo de 2007

¿Qué hacer con ANV?

Interesante artículo de Manuel Rico en "Periodismo Incendiario", en el que se analiza el caso de Acción Nacionalista Vasca y si ésta cumple o no con los artículos de la Ley de Partidos (texto íntegro aquí). A destacar lo referente a las distintas actitudes de los señores del PP con respecto a ANV según ha ido pasando el tiempo.

El artículo lo tenéis aquí.

17 comentarios:

Radowitzky dijo...

Otro artículo interesante

Cuando los políticos tienen pesadillas, ¿estarán soñando con hemerotecas?

prometeo dijo...

Que te puedes esperar de estos peperos.
Sólo les interesa una cosa...el poder, y al precio que sea.
Poco les importa lo demás.
No sé quien dijo en una ocasión que coges más o menos cuatro argumentos, ciertos o no, les metes en un discurso cargado de falsedades, lo repites hasta la saciedad y con el tiempò se convertirá en máxima.
Así son estos de la derecha, siguen pensando que somos tontos y que no tenemos opinión propia, que nos creemos todo los que nos dicen.
Así les va...

Anónimo dijo...

¿Ilegalizarlos? http://eljacobino.blogspot.com/

KRATES dijo...

Señor Anónimo, gracias por participar en este Blog nuestro.

Nunca he simpatizado con los nacionalistas vascos (lease batasunos y etarras), para mi son equivalentes a los neonazis. El separatismo lo considero una estupidez que sólo sirve para separar a los pueblos en diferentes Estado-nación, y beneficia a las multinacionales.

Pero los señores del PP han hecho siempre útil a su favor el tema del terrorismo etarra y sus acólitos. Se "rasgan las vestiduras" por la unidad de España, unidad que ellos han colaborado a fragmentar cuando estaban en el Poder, al entregar más competencias a las Comunidades Autonómicas en manos de caciques regionales y locales. Incrementaron la descentralización en detrimento de los gastos sociales. Y ahora hipócritamente defienden lo contrario.

El tema de la ilegalización o legalización de partidos, es secundario.

El nacionalismo étnico de la periferia y el nacionalismo centralista idealizado, son igual de peligrosos.

Radowitzky dijo...

Bueno, el problema es que el principal argumento para ilegalizar a Batasuna (el no condenar la violencia) no se da en el caso de la ANV, la cual explícitamente en sus estatutos repudia la violencia.

El argumento que se utiliza a favor de la ilegalización de la ANV sería el hecho de estar compuesta en su gran mayoría por militantes de Batasuna. Lo que yo no entiendo es cómo se puede hacer una ley de partidos políticos en la que se prohibe a determinadas personas concurrir en una misma lista electoral. Se supone (es mucho suponer) que todo ciudadano tiene derecho de sufragio activo y pasivo siempre y cuando una condena no lo inhabilite para ello. ¿En base a qué se permite "inhabilitar de facto" (que no de iure) a una serie de ciudadanos a los que no se les ha impuesto una condena?

Yo tampoco siento ninguna simpatía por los nacionalismos, y mucho menos por aquellos que apoyan a gente como ETA. Tampoco siento ninguna simpatía por las leyes, pero ya que están ahí espero que se nos apliquen a todos por igual. Por eso mismo me parece muy peligroso que se hagan leyes tan a la carta para combatir (sin argumentos) a los enemigos... esas leyes se pueden volver cualquier día contra cualquiera.

curio dentato dijo...

Yo no soy partidario de ilegalizar a ningún partido político, pero creo que la mejor manera de combatir a esa banda de tarados carlistas-cantonalistas pasa por la suspensión indefinida de la autonomía vasca, hasta que abandonen definitivamente las armas.

Con la suspensión de la autonomía no se vulnera ningún derecho individual como el de asociación, porque solo se transfiere las competencias de un gobierno regional al gobierno central.

Radowitzky dijo...

¿Y qué tiene que ver la autonomía con el hecho de que un grupo de personas de ese territorio se dedique a poner bombas? Es más, la suspensión de la autonomía se vería como una agresión contra el País Vasco (o Euskadi o como prefieras) y de esa forma estarías dando argumentos a los partidarios de ETA.

Tu estrategia me parece bastante desproporcionada y bastante equivocada. Sería la mejor forma de hacerles crecer numéricamente y encima les darías buenos argumentos.

KRATES dijo...

No estoy muy seguro, pero la estrategia que defiende Curio Dentato, se aplicó seis veces en el Ulster y dió resultado positivo al final.

El País Vasco es una de las regiones autónomas europeas que más competencias tiene, y encima quieren más. Si la táctica norirlandesa funcionó, por qué no la vasca.

El problema es que pueda resultar negativa y convirtamos a ETA de terroristas vascos a luchadores por la libertad vasca, como paso con el UCK en Kosovo, ésto dependerá de las potencias extranjeras.

Radowitzky dijo...

Pues que quieres que te diga, pero a mí esa estrategia de "hacer pagar a justos por pecadores" no me convence lo más mínimo.

KRATES dijo...

No considero descabellada la idea de Curio Dentato; pero tampoco me opongo, y te doy gran parte de la razón, a tu postura ,Rado.

He puesto dos ejemplos en los que se aplicó la táctica de la disolución de la autonomía regional, y que llevó a diferentes resultados.

Y no es hacer "pagar a justos por pecadores", y como dice Curio Dentato, no significa violar los derechos cívicos fundamentales y las libertades personales. Sería retirar temporalmente competencias gubernamentales de la región y transferirlas al centro.

Radowitzky dijo...

Pues sigo sin estar de acuerdo.

No soy partidario ni del estado centralista ni del estado de las autonomías, por no ser no soy ni partidario del Estado aunque a decir verdad lo prefiero al "anarcocapitalismo" que defienden los liberales más radicales. Pero ésta es mi forma de pensar, y tengo bien claro que es minoritaria, no es la de la mayoría de la gente.

La mayoría de la gente ve con agrado el estado de las autonomías, sobre todo en comparación con el centralismo de época de Franco, quizás sea por eso por lo que lo ven con buenos ojos (comparar el franquismo con el régimen constitucional). Las únicas críticas que suelen hacerse a ese modelo son los inevitables "choques regionales": que si tal comunidad está siempre reclamando dinero, que los otros se llevan siempre todo, que si bla bla bla bla.

No creo descubrir ningún secreto si digo que en el País Vasco hay un sentimiento nacionalista muy fuerte en gran parte de la población. Los más cercanos al PSOE son los que estarían más de acuerdo con el modelo actual, los partidarios del PNV y similares irían más en la línea del "autonomía vale pero con más competencias y tampoco descartamos la independencia, no sé... como estemos más cómodos". Luego estarían los de la llamada "izquierda abertzale", partidarios de la independencia... y dentro de éstos últimos tendríamos a aquellos que han decidido coger las armas "en nombre de esa independencia": ETA y seguidores. Eso por identificar a sectores de la población con los principales partidos políticos: lo cual, por otra parte, suele funcionar... ¿cuantas veces habéis oído decir que tal persona debe ser del PSOE por el simple hecho de que no traga al PP?. Hablando del PP, también andarían por ahí pero en este caso no me sirven de ejemplo.

De este modo tenemos a un pequeño grupo en torno al cual gira todo el problema. Porque ETA no es el IRA ni tiene el apoyo popular que tuvo el IRA en Irlanda. Ni Batasuna tiene la representatividad del Sinn Féin. Y desde aquí estamos hablando de suspender indefinidamente la autonomía vasca. En un lugar con fuertes aspiraciones nacionalistas, me venís con que la solución pasa por actuar en sentido contrario. "Quieres más competencias (o quieres independencia, o quieres federalismo, ... que cada uno ponga el concepto que prefiera), pues toma todo lo contrario, te quedaste sin autonomía... así aprenderás". Sí, una gran forma de resolver el problema, sí... mano izquierda que se llama.

Estamos diciendo que queremos "mano dura" contra todos por una minoría, y lo estamos diciendo desde este blog. Lo siento, no estoy de acuerdo.

¿Pediremos mano dura contra las organizaciones libertarias cuando a algún iluminado le de por poner un petardito y los medios de comunicación empiecen a relacionarlo con los anarquistas o con el movimiento okupa? Total, con el estado de excepción sí se eliminan derechos, pero solo temporalmente y luego tienen la amabilidad de devolvértelos.

Acabamos de decir aquello que muchos señores del Partido Popular (y otros más a su derecha) quisieran decir pero no se atreven a ello.

KRATES dijo...

He defendido no una, sino las dos posturas mencionadas, no me malinterpretes.

Rectifico ante el hecho de decir que la ilegalización de partidos políticos sea algo secundario, porque no lo es. Al ilegalizar estos partidos se les están cerrando las puertas para que opten por una vía pacífica y se les empuja a fortalecer la lucha armada. Y la culpa de todo ésto, la tienen los señores irresponsables del PP, que involuntariamente (por no decir otra cosa) prefieren que las cosas queden como están para sacar "tajada" electoral.

Claro que el tema norirlandés no es equiparable al vasco, o éstos al kosovar. Pero en ambos casos se optó por la táctica en cuestión. Que sea erronea o no, no lo sé.

Pero creo que los únicos perjudicados directamente serían los altos cargos públicos del gobierno vasco. Porque se trasladarian competencias y no los derechos de la ciudadanía vasca. Yo no soy un extremista autoritario y tampoco creo en ningún gobierno centralista o autonómico.

Radowitzky dijo...

Ni te malinterpreto ni te considero autoritario, y tampoco a Curiodentato... nos conocemos de toda la vida, así que ya sabemos qué es lo que quiere decir el otro y de qué pie cojeamos cada uno. Pero tened en cuenta que los que nos leen no tienen por qué conocernos de nada, de hecho por lo general será así (eso espero, porque si solo nos estamos leyendo entre nosotros mal asunto) Por eso mismo considero que lo mejor es dejar muy claras las posturas para que no haya malentendidos. Sobre todo a la hora de plantear los temas más arriesgados o susceptibles de polémica.

Venga chico, sin malos rollos... y si los tenemos los aclaramos con unas cervezas de esas belgas que tanto nos gustan.

Lilith dijo...

Por fin alguien que piensa que estar en contra de los nacionalismos y ser de izquierdas es totalmente compatible.

Qué bien encontrar gente con quien comentar que se está en contra del terrorismo y de la utilización de la violencia en una democracia (aunque con muchísimos fallos, pero una democracia) y no ser tachado de votante del PP.

A mí me preocupa la Ley de Partidos, porque quizás se intenta utilizar como instrumento de censura cuando fallan otros mecanismos que no son eficaces. Y esa terminología de que una lista "está contaminada", es un poco peligrosa.

Por otro lado, considero que las Autonomías, el que el poder no dependa del estado central y, sobre todo, que se utilice por los partidos nacionalistas, tiene mucho más que ver con confundir y echar una cortina de humo sobre los problemas reales de la gente que con otras cosas.

Qué más da si la riqueza sigue en manos de unos cuantos y no se respetan los derechos de todos, que más da si ese poder se ejerce desde tu comunidad o desde otro sitio.

De lo que se trata es de extender los derechos y no de dividir, que es el recurso que siempre se utiliza para conseguir que nos peleemos entre nosotros.

Vascos contra andaluces, catalanes contra madrileños. Claro, ya no hay lucha de clases, todos somos iguales, el problema es que los de otra autonomía nos quitan los recursos (y nos lo creemos).

Se supone que queremos un mundo mejor para todos, no importa de donde seamos (eso es al menos la teoría).

Este tema es muy interesante y da para hablar mucho.

Como siempre, un placer leeros.

KRATES dijo...

El problema de la ilegalización de algunos partidos partidos políticos, puede implicar la posible ilegalización de otras organizaciones más respetuosas y, a su vez, críticas con el sistema imperante.

No todos los nacionalismos periféricos implican terrorismo; los atacó porque dividen y separan a los trabajadores. Y como dices Lilith, la cuestión es tener todos los mismos derechos y libertades por igual y sin distinciones identitarias (nacionalidad, idioma, confesión religiosa o ideologías).

Y el sistema de la Autonomías, no sólo beneficia a los partidos nacionalistas, sino también a los segundones de los partidos políticos mayoritarios, que no obtendrían un cargo público en el Poder central, y así tener influencia y clientelas regionales. El gasto público en vez de repercutir en asuntos sociales, se los llevan los costes de los parlamentos autonómicos y las dietas de los susodichos cargos públicos.

KRATES dijo...

Vaya error gramatical que he cometido, he tenido que decir "organizaciones respetables" y no "organizaciones respetuosas", que no es lo mismo.
Respetables según mi concepto de combatividad y revolución y, a su vez, críticas con el Sistema.

Y al decir: "respetuosas y, a su vez, críticas..." Me estoy contradiciendo yo mismo.

¡Disculpas!, un error es un error, y más al escribir lo que estas pensando en el momento.

curio dentato dijo...

Voy a precisar lo que dije el 12 de mayo:

Entre ilegalizar a un partido político X, e incluso meter en la carcel a los que hagán apología del terrorismo, que no es más que una vulgar opinión; y suspender la autonomía de una comunidad autonoma, considero menos mala esta última opción que la primera.

Con la ilegalización de un partido se viola el derecho de asociación; con el delito de opinión, la libertad de expresión.

Pero con la suspensión de la autonomía a una región no se viola ningún derecho fundamental de los ciudadanos, solo se transfiere las competencias de un gobierno regional a uno central.

Los ciudadanos de un estado empadronados en la región a la cual se ha suspendido la autonomía no pierden ningún derecho, ya que siguen siendo los mismos que los del resto del Estado.

En cambio, los únicos que pueden salir perjudicados son la clase política de esa región al perder sus escaños.

Ahora bien, creo que antes habría que hacer una serie de reformas en el Estado:

1. Nuevo sistema electoral que sustituya al vigente, que beneficia a los partidos mayoritarios de ambito nacional y a los partidos regionalistas y nacionalistas, en detrimento de los partidos minoritarios de ámbito nacional.

2. Nuevo sistema de elección del ejecutivo mediante sufragio universal directo, no como ahora que se hace a través del parlamento, de tal forma que el partido gobernante, u obtiene la mayoría absoluta, lo que hace que el ejecutivo controle el legislativo, rompiendo con la división de poderes; o bien, se ve obligado a pactar con los partidos nacionalistas, a cambio de darles más competencias a sus comunidades autonomas.