sábado, 23 de octubre de 2010

Leo Bassi en Valladolid y la basura ultramontana

Hay que ser un completo y enfermizo fanático para ver en esta conferencia de Leo Bassi, en el Paraninfo de la Universidad de Valladolid, una incitación al odio religioso. En un acto que como introducción a ella, se hace la entrada de la penúltima obra de este actor humorista (heredero de los medievales bufones que se podían burlar de los reyes y grandes señores), se parodia al mismo Papa. Parece que en un estado democrático hay cosas que no se pueden hacer. Una asociación juvenil religiosa de universitarios se quejan y encima exigen la censura de la representación y la cabeza del rector por incitar supuestamente al odio. Como ya dije, hay que ser unos perfectos tarados para ver odio y confrontación en esta conferencia sobre las falsedades y mitos en los que se basa la religión judeo-cristiana. Parece que la verdad escuece a algunos sectores inmovilistas. Aquí os pongo el acto integro.









A este humorista en el año 2006 se le puso una bomba incendiaria que pudo acabar con su vida, algunos medios se apuntan a la «cruzada» contra su persona y continúan vertiendo mentiras y más basura contra él. Como se pudo ver al comienzo de los videos él lo que quiere es hacer ante todo una defensa de la libertad de expresión, y también del libre pensamiento no aplastado por el oscurantismo opresivo de algunos sectores sociales. A las mentiras vertidas por los retoños ultracatólicos y censores, se suman algunos medios que en vez de informar como deben, solamente añaden más mierda, porque alguien diga que muchas de las cosas que ponen en la Biblia nunca ocurrieron, y eso es blasfemo.

En la Constitución española hay un artículo (Art. 20.1) sobre la libertad de expresión y en un punto dice: «Se reconocen y protegen los derechos: d) A comunicar o recibir libremente información veraz por cualquier medio de difusión...». Que se lo apliquen algunos que sólo saben verter mierda e incitar de verdad al odio y la confrontación.

5 comentarios:

Pavel dijo...

¡Curioso!, parece ser, según veo, que la gente de HazteOir no saben escribir bien la palabra «libertad». ¡Interesante sintoma! ¿Padecerán de la enfermedad del autoritarismo? ¿Echarán de menos algún régimen dictatorial? ¡Curioso!

KRATES dijo...

Ya el mismo Leo Bassi en la página 59 de su libro La Revelación (basado en su penúltima obra cómica) nos decia lo siguiente:

«Parece mentira que por culpa de estos ocho minutos disfrazado de papa haya gente que quiera matarme… “¡Usted es un blasfemo! ¡Usted insulta nuestra fe! ¡Usted consagra preservativos!”, gritan los manifestantes en la calle… Ojala los consagrara vuestra iglesia —pensaba yo—. Hasta los cardenales me denuncian desde lo alto de sus púlpitos. Y todo por haberme atrevido a repartir preservativos vestido con ese traje. Me acusan de burlarme de todo, de ser un provocador, pero para mí la única verdadera provocación, la monstruosa inmoralidad, es que la Iglesia deje que se infecten de SIDA millones de personas, condenándolas a la muerte segura, por no querer cambiar su visión de la sexualidad. Eso sí que es un verdadero escándalo.

»Y pensar que los socialistas les han aumentado el presupuesto del Estado un treinta y cinco por ciento… ¡Otra provocación!»


¿Y a esto lo llaman ofensas y escarnios a las creencias religiosas? ¡Vergonzoso! Unos fanáticos religiosos quisieron matarle, ¿y él es el provocador? Más bien, la víctima.

Pavel dijo...

Es sorpredente ver a unos niñatos dando ordenes, exigiendo lo que se debe o no se debe hacer a la gente. ¡Menudo futuro nos espera!

Ya soy mayor, pero me asusta lo que viene... Espero que no sigan adelante, pues, tendríamos que intervenir, ¡tal vez!

¡Cómo se han cargado la libertad de expresión estos fanáticos jovenzuelos que se erigen ser como representantes de la comunidad universitaria! ¡Alucinante!

AUTOCONOCIMIENTO dijo...

No hay peor compañera de viaje que la intolerancia,en fin vivimos en una confrontación constante. Mientras no seamos un estado laico estamos abocados a repetir situaciones parecidas, la religión debe quedar en el ámbito privado.Saludos.

KRATES dijo...

Leo Bassi nos dice al respecto:

«Hay que precisar que contrariamente a lo que mis detractores han querido afirmar, lo que hice en el Paraninfo de la Universidad de Valladolid no era un espectáculo cómico o de burlas. Era una conferencia de las mas serias sobre los peligros que amenazan nuestro llegado ilustrado y laico a la luz de la campaña orquestrada por los ultraconservadores que quieren cambiar hasta la narrativa histórica de nuestra sociedad, una revolución oscurantista que se esconde bajo el lema aparentemente inocente de reafirmar nuestras "raíces " judeocristianas.

»De hecho la conferencia se llamaba: "Raíces judeocristianos de occidente: Un fraude histórico a combatir". El título mismo pone en evidencia la mentira de los que quieren hacer pasar mi actuación como muestra de comicidad grosera, como si Benny Hill pudiera haber tenido en algún momento algún sketch con este título...»

http://www.leobassi.com/archives/editorial/imputado_por_citar_a_winston_churchill_por_recordar_los_origenes_celtas_de_galicia_y_por_haber_osado_criticar_la_postura_del_papa_sobre_el_uso_de_preservativos.html