domingo, 3 de febrero de 2013

Los rasgos faciales no tienen relación con el comportamiento violento



Los rasgos faciales no tienen relación con el comportamiento violento de los hombres, según se desprende de un estudio del Centro Nacional Patagónico (Cenpat-Conicet de Argentina) y de la Universidad Nacional Autónoma de México, según ha informado este lunes la Universitat de Barcelona (UB), que también ha participado.

La investigación, que publica Plos One, se ha realizado a partir de una muestra de 5.000 individuos de 94 poblaciones de todo el mundo, y aporta nuevos datos científicos para rechazar las hipótesis que asocian la forma de la cara con conductas antisociales y criminales, conjeturas de mediados del siglo XIX que actualmente han vuelto a coger revuelo.

Para los coordinadores del trabajo, las «hipótesis adaptativas» sin contratar pueden generar un aumento de los prejuicios raciales, discriminación e intolerancia, con lo que el presente estudio —basado en coordenadas craneales de dos y tres dimensiones más fiables— desmiente esta tesis y también concluye que tener un rostro más o menos ancho no tiene relación con el éxito reproductivo, cuestión que también han analizado.