martes, 21 de febrero de 2012

El jefe de policía de Valencia se refiere a los estudiantes como “el enemigo”

Noticias sin censura, 21/02/2012


[Por fin la clase política se quita la careta y dice lo que de verdad piensa de los parias a los que pide el voto cada cuatro años: que son sus "enemigos". A ver cuando la ciudadanía toma nota e invierte los términos de la frase... Por que la clase política es la enemiga del pueblo llano y los compinches de los poderes financieros que nos han llevado al callejón sin salida en el que nos encontramos.]

La delegada del Gobierno, Paula Sánchez de León, espera que todo quede en “una anécdota”

Ha habido más detenidos en las protestas en torno al Lluís Vives que en el 15-M

La policía ha realizado más detenciones en Valencia en la protesta estudiantil de los últimos días que en las movilizaciones registradas en el último año, en el que junto al movimiento del 15M han sido frecuentes las manifestaciones por los recortes presupuestarios. Desde que el miércoles pasado la policía llevó a comisaría a un estudiante del IES Lluís Vives, menor de edad, las detenciones registradas hasta esta noche ascienden a un total de 38, de ellos ocho menores. Hasta ahora, mientras siguen las cargas policiales, la policía admite que hoy ha realizado 14 detenciones, cuatro de ellos a menores de 16 y 17 años, uno de los cuales está herido.

El jefe superior de Policía de Valencia, Antonio Moreno, no ha querido responder por qué se ha producido tan elevado número de detenciones en esta ocasión. “¿Usted que piensa? ¿Usted que cree?”, ha replicado al periodista antes de recurrir a un lenguaje bélico: “En el anterior conflicto del 15-M también tuvimos que utilizar la fuerza cuando fuimos atacados”".

Moreno se ha negado a explicar cuántos efectivos policiales ha desplegado porque no piensa “proporcionar esa información al enemigo”. El jefe superior de Policía ha comparecido con la delegada del Gobierno en la Comunidad Valenciana, Paula Sánchez de León, que ha presentado al responsable policial y no ha intervenido hasta que han terminado las preguntas para expresar su deseo de que los incidentes queden “como un anécdota que no se vuelva a repetir”.

Moreno: “No ha habido carga, sino  actuaciones proporcionadas“

Diez mil personas habían firmado el lunes por la noche una solicitud que reclamaba la dimisión de Paula Sánchez de León.

El responsable policial ha defendido la actuación de los agentes. Moreno ha negado que la policía hubiese cargado hasta hoy porque no llevaban material antidisturbios “El plus de agresividad exige una respuesta”, ha dicho el jefe policial, quien ha recalcado que durante la jornada de hoy cinco policías están contusionados leves y una mujer de 52 años, de la que no ha facilitado la identificación, a la que la han golpeado con una botella. “En días anteriores, por más que se diga, no ha habido carga policial, ha habido actuaciones proporcionadas”, ha dicho

Para el jefe superior de Policía de Valencia, “hay gente que se está quejando porque no puede circular y los están insultando (los estudiantes). Son comportamientos incívicos de gente de 14 y 15 años”. “Espero que mañana no sea necesario recurrir nuevamente a las defensa”, ha recalcado.





4 comentarios:

curio dentato dijo...

Interesante texto:

«¿Por qué emplean una represión desproporcionada y provocadora contra jóvenes estudiantes?

»(...) Los gobernantes españoles siguen "el manual". En Francia, durante las manifestaciones contra la reforma de las pensiones, la policía tendió una encerrona a 600 jóvenes en Lyon y los identificó uno a uno como ahora en Valencia. Lo mismo hizo el gobierno Cameron en Trafalgar Square cuando las movilizaciones contra el aumento de las tasas estudiantiles. El objetivo que perseguían era tomar a los jóvenes como cabeza de turco para dar un aviso a los numerosos manifestantes que ocupaban las calles. Eso es con toda seguridad lo que buscan en Valencia. No se atreven ante muchos miles de manifestantes y escogen a unos cientos de jóvenes.

»(...) pretenden atraparnos en una especie de espiral de acción-reacción, con continúas detenciones, movilizaciones, más detenciones, de tal manera que el movimiento acabe agotado en ese juego y los objetivos centrales de la lucha contra los recortes y la reforma laboral queden en un segundo plano. En Grecia, el gobierno "socialista" de Papandreu lo empleó en numerosas ocasiones no dudando en utilizar provocadores policiales para organizar actos de vandalismo que a continuación eran empleados para "justificar" violentas cargas policiales y detenciones masivas.

»Otro de los propósitos es crear un clima de tensión que nos empuje a respuestas improvisadas e inconscientes.(...)

»Finalmente, un objetivo de la represión tiene que ver con la Derecha española. Esta se ha distinguido históricamente por su arrogancia provocadora y su bestialidad represiva. El actual Gobierno de Derechas se revuelca sin ningún escrúpulo en esa actitud e incluso se regodea en ello. Ello viene muy bien al Estado y al Capital español tomados en su conjunto para desviarnos hacia la defensa de la Democracia -supuestamente amenazada por esta derecha- y hacia la lucha por alternativas "menos represivas y más sociales", cuando la única solución es LUCHAR CONTRA EL CAPITALISMO EN TODAS SUS FORMAS Y EN TODAS SUS COLORACIONES POLITICAS.»
(Nota mía: recordar lo que os he enviado de Argentina con la izquierda gobernante y recordar al negado Zapatero)

http://es.internationalism.org/node/3324

KRATES dijo...

Ahora el Gobierno pide más mesura. Parece que no nos acordamos del mes de mayo del año pasado, cuando exigían más dureza para disolver a los acampados en las plazas de muchas ciudades españolas. En especial desde cadenas como Intereconomía o 13 TV.

O el odio vertido desde estos medios, desde los cuales se podían escuchar las quejas de los policías que se veían impedidos a intervenir por orden de altas esferas del poder. Y ahora nos han demostrado cuando se les da rienda suelta lo cabestros que pueden llegar a ser.

Dicen que entre los heridos muchos eran policías, ¡claro, algún que otro esguince o tirón, algún sobreesfuerzo muscular, alguna caída, y hasta el porrazo accidental de algún compañero... Pero todo esto lo meten en el informe como agresiones por parte de los manifestantes, y a quedar bien de cara a la galería «fachorra» de este país, amante de la ley y el orden. ¡Pobrecitos! No es nuevo, llevan haciéndolo siempre, y el que lo niegue, miente.

prometeo dijo...

Esto que hemos visto estos días, no es más que un ensayo general ante lo que se les viene encima; y un aviso: "si esto es lo que hacemos con vuestros hijos, imaginad lo que haremos con vosotros en cuanto piséis la calle para protestar".
Y en cuanto a los policías heridos, un dato: verano pasado en Gran Bretaña, disturbios donde hubo incendios, saqueos, etc; 1700 detenidos y únicamente 5 policías heridos.
Aquí, manifestaciones sin ningún tipo de incidente más que los provocados por la propia policía y arrojan siempre un números difíciles de creer: de los 18 heridos recientemente en Valencia, 11 son policías.
Conclusión: o aquí la policía es de mantequilla, o miente más que habla.
El propósito de dar siempre una cifra alta de heridos entre los policías no es más que una justificación "a posteriori" del empleo abusivo de la fuerza contra manifestantes pacíficos; no es más que querer agravar las posibles condenas a los detenidos (con un parte de lesiones, la policía puede acusarles de un delito de atentado a la autoridad en vez de una falta por desordenes, desobediencia...)

KRATES dijo...

Si un boxeador profesional tiene una discusión en la calle con un tanseunte cualquiera, por el motivo que sea, y le sacude. Seguro que el transeunte cualquiera quedaría muy mal parado, y, tal vez, al boxeador los de su federación deportiva le amonesten o le multen. Un policía antidisturbios, que está preparado y entrenado físicamente para apalear a la gente, además de estar protegido con casco y chaleco, porta una porra con la que poder agredir, pero un chaval, o cualquier otro manifestante, no está para nada ni a su nivel físico. ¿Y son ellos los heridos? El que se lo crea es más tonto que cagar para adentro.

Si todos los que hemos tenido un encuentro con estos «profesionales», cuando entran en acción, se ciegan y pierden toda razón, el nivel de adrenalina es altísimo y no razonan.