lunes, 2 de diciembre de 2013

Un líder rebelde sirio renuncia por la injerencia de extranjeros

 

Su grupo, las Brigadas de los Nietos del Profeta, estaba financiado por servicios de inteligencia de otros países, que no identifica.


Beirut, (Efe).- El dirigente rebelde sirio Sadam Yamal, comandante en jefe del Estado Mayor del Frente Oriental, ha renunciado como líder de su grupo, la Brigada de los Nietos del Profeta, por las injerencias de los servicios secretos extranjeros.

En una grabación difundida por el Observatorio Sirio de Derechos Humanos, Yamal presenta su renuncia y «arrepentimiento» por participar en el proyecto de su grupo, financiado por servicios de inteligencia de otros países, que no identifica.

Según el insurgente, en un principio las Brigadas de los Nietos del Profeta surgieron con el objetivo de combatir al régimen de Bachar al-Assad, pero luego «se ha convertido en un proyecto de lucha contra los islamistas».

Yamal asegura en el vídeo, cuya autenticidad no pudo ser comprobada, que en las reuniones de la comandancia del grupo solían estar presentes miembros de la inteligencia de un estado del Golfo Pérsico, de otros países vecinos de Siria y occidentales.

Señala, además, que la financiación corría en sus comienzos a cargo de un país del Golfo, pero que después empezó a pagar otro Estado más grande porque «el primero apoyaba una determinada tendencia islamista siria».

Los principales apoyos financieros y logísticos de los rebeldes sirios son Turquía, Qatar y Arabia Saudí, además de países occidentales como Reino Unido, Francia, y Estados Unidos.