domingo, 1 de enero de 2012

En la mente de las plantas

En los últimos años, investigadores de Alemania, Austria, Alemania, Italia, Reino Unido, Japón, Sudáfrica y Estados Unidos ha desarrollado un nuevo campo de investigación: la neurobiologí­a de las plantas. Y lo cierto es que sus descubrimientos están modificando los lí­mites conocidos entre el reino animal y el vegetal, ya que han descubierto que las plantas son capaces de desarrollar el proceso cognitivo, algo que hasta ahora sólo se atribuí­a a seres humanos y animales.

Según ellos, las plantas son capaces de sentir su entorno y recordar la información proporcionada por sus percepciones y son capaces de reaccionar en consecuencia. Algunas, incluso, pueden comunicarse y defenderse conjuntamente contra los depredadores. Las acacias en África, por ejemplo, son unos árboles que reaccionan y se defienden contra los fitófagos mediante la comunicación con las demás y el desarrollo de una defensa común. O la planta del telégrafo, una planta que Charles Darwin ya estudio en detalle y que se mueve al escuchar sonidos como si bailara una lenta danza. Y la mímica de la mimosa, una planta que durante la noche o ante un estímulo cierra sus hojas como si durmiese. Pero, si las plantas pueden moverse y sentir, ¿podrán también pensar? Este documental de Odisea nos cambiará por completo los conocimientos que tení­amos hasta hoy sobre las plantas.







1 comentario:

curio dentato dijo...

La mente no existe, todo es conducta. Si responden ante estimulos externos es que se comportan como los animales, es decir, tienen conciencia.