martes, 26 de junio de 2012

Incidentes durante la charla contra la guerra en Siria

Simpatizantes de los «rebeldes democráticos» sirios (islamistas) intentaron reventar, el pasado domingo 24 de junio, la conferencia titulada «MEDIOS DE COMUNICACIÓN Y PROPAGANDA DE GUERRA CONTRA SIRIA», cuyos ponentes eran Javier Couso, cámara documentalista, hermano del fallecido José Couso (por el ataque de EEUU al hotel donde se alojaba en Bagdag); Alfredo Embid, del Boletín «Armas Contra las Guerras», Colectivo de Investigación sobre Armas Radiactivas (CIAR), Asociación de Medicinas Complementarias (AMC), y Mudrek Tourkmani, de la Asociación Médica Hispano-Siria, en el Club de los Amigos de la UNESCO.

Un asistente filmó el momento de la trifulca que se montó. Al final fueron expulsados de la sala, pero éstos dijeron que esperaban a los que se quedaron a la salida... Se tubo que llamar —lamentablemente— a la policía y fueron saliendo en grupos ante las amenazas de estos «cortacabezas».

El tercer conferenciante, el hispano-sirio Tourkmani, rehusó hablar ante las amenazas recibidas.


Para poder descargar la ponencia de Alfredo Embid en Power Point, pulsa lo siguiente:

4 comentarios:

edu dijo...

Ahi están las mujeres musulamnas tapadas con velo, los hombres con barba salafista, y los izquierdistas antisocialistas. Un cóctel de luchadores por la libertad, conmovedor.

KRATES dijo...

Años, por no decir siglos, peleándonos en estas sociedades modernas para que religión y política estén separadas y que el clero no se meta en asuntos privados y nos dicten una moral, para que ahora estos fanáticos barbudos y sus señoras con el velo, nos impongan a sus imanes y sus ulemas. ¡Una patada en la boca para todos ellos y todas ellas!

CURIO DENTATO dijo...

Yo siempre me quejó de los meapilas católicos españoles, pero esta gente se lleva la palma de fanatismo y pensamiento reaccionario.

Son unos reaccionarios porque no sólo se oponen a la separación de la religión de la política, sino porque defienden la existencia de un regimen de apartheid sexual, en el que las mujeres tienen un estatuto jurídico diferente del hombre.

Coquito dijo...

Lo peor de todo es que izquierdistas se mezclen con esos fachorras de los islamistas.