lunes, 2 de junio de 2014

«El silencio de Occidente frente a la represión en Turquía demuestra su complicidad»

 

1 junio 2014

El silencio de Occidente frente a la represión en Turquía demuestra su complicidad e hipocresía, sostiene el analista político Basem Tajeldine.

Comentando los recientes disturbios durante las manifestaciones conmemorativas en grandes ciudades turcas, Tajeldine recordó que «el pueblo de Turquía está viviendo una situación verdaderamente dramática». «Sus derechos y libertades políticas están siendo arrebatados por este Gobierno que se define como moderado», dijo el experto a RT.

«Por el lado de Occidente vemos la hipocresía históricamente plasmada, ya que Turquía es un país parte de la OTAN, puesto que otros países sí critican la represión»", afirma Tajeldine.

«EE.UU. hace la vista gorda. Es la hipocresía a la que estamos acostumbrados cuando se trata de un país que históricamente ha respondido a la política exterior de EE.UU., de la UE, aunque paradójicamente es rechazado por los mismos países de la UE», concluye el analista político.

Este sábado se cumple un año de las protestas contra la demolición del parque Gezi y que fueron el detonante de una ola de manifestaciones contra el Gobierno. 25.000 policías y tanques copan las inmediaciones de la plaza Taksim.

La Policía ha usado gases lacrimógenos y cañones de agua para disolver a los presentes, dejando varios heridos. Algunos activistas han sido detenidos.