lunes, 17 de febrero de 2014

Manifestación antifascista en Ucrania prende fuego a la figura del líder nazi Stepán Bandera

 
10-02-14

El 8 de febrero, en el día del joven antifascista, establecido por la ONU en 1964, tuvo lugar una marcha antifascista por las calles de Zaporizhia. Encabezaron la marcha los comunistas, del partido y la juventud, en la que también tomaron parte distintas organizaciones, unidas por un objetivo común: impedir la revancha fascista en el país.

Ante los participantes del mitin tomó la palabra el segundo secretario de comité del PCU en Zaporizhia y diputado en la Rada, Alexánder Zubchevski.

Estos son algunos fragmentos de su intervención:

«Ni en la peor de las pesadillas, nuestros abuelos y abuelas, que lucharon con las armas en la mano, defendiendo al país de los ocupantes, hubieran podido imaginar que después de 71 años, la amenaza de la revancha fascista se convirtiera en realidad, en el país que más sufrió la pesadilla fascista durante los años de la Gran Guerra Patria.

»La única posibilidad de solucionar la confrontación por la vía pacífica pasa por cambiar la Constitución y la estructura del Estado en forma de República federal. Los nacionalistas, son los que más miedo le tienen a la palabra "federación", ya que en ese caso, el occidente de Ucrania debería vivir según sus medios, sin depender de los subsidios de las regiones del sur y el este. La mayor parte de los medios que generan los trabajadores de Zaporizhia con su esfuerzo va al centro, y desde allí a las regiones del oeste de Ucrania. Por eso en Maidán están aquellos que son incapaces de trabajar, pero que están dispuestos a actuar con métodos criminales para conducir al país al caos.

»Ucrania está hoy más dividida que nunca, pero el separatismo no parte del este ni del sur, sino de la Ucrania occidental. Son ellos los que alientan el conflicto civil en la sociedad, reivindicando falsos héroes, una historia falsa, presentando al soldado soviético como ocupante, y a los colaboracionistas de los fascistas, Bandera y Shujiévich, como libertadores.

»La vida misma nos empuja hoy a unirnos en un movimiento antifascista, dejando a un lado todas nuestras contradicciones y discrepancias. Durante más de veinte años, un puñado de nacionalistas nos ha estado tratando de imponer sus símbolos, la bandera de Petliura y el himno de S. Bandera. Ha llegado la hora de demostrar que tenemos otra opinión, otro país, un país que trabaja y recuerda a sus padres y abuelos, que combatieron en el Ejército Rojo contra los ocupantes fascistas y sus colaboradores de la UPA-OUN.»

El diputado informó que los representantes de las organizaciones antifascistas están listas para repeler con las armas las provocaciones de los que protestan en Maidán.

«Recientemente, uno de los halcones de Washington, el ex ministro de Defensa de Ucrania Gritsenko, llamaba a llegar a Maidán con las armas en la mano. Sabemos que su cuartel general en la sede de los sindicatos está repleto de armas. Pero les quiero advertir que nosotros también tenemos armas legales, tenemos a adversarios de Maidán y de los "maidaneros", dispuestos a tomar las armas en el caso de que prosigan las provocaciones o intenten imponernos sus reglas.»

«En el caso de que se den actos vandálicos contra monumentos, obtendréis nuestra respuesta, responderemos con terror a vuestro terror», manifestó el diputado de la Rada.

Al mismo tiempo Zubchevski se dirigió a los congregados con la petición de aprobar un llamamiento a la Federación Rusa para que ejerza como garante de la estabilidad y la paz en la región de Zaporizhia, en respuesta a la descarada intromisión por parte de los políticos europeos o norteamericanos, que incitan a los ucranianos a la guerra civil.

En la conclusión del acto, los antifascistas prendieron fuego a un muñeco que representaba al ídolo de los nacionalistas y fascistas, Stepan Bandera.


       Extraído y traducido por Josafat S. Comín de KPU