martes, 18 de febrero de 2014

Montajes policiales para una Ley de Seguridad Ciudadana


Shangay Lily
17 febrero 2014

El gobierno del PP pretende justificar la imposición de la contrademocrática Ley de Seguridad Ciudadana a golpe de montajes policiales que den la impresión de un peligro y radicalismo social que no existe. Es la única explicación a la absurda, desmesurada y salvaje agresión que este sábado acometió la Policía Nacional en el Centro Social 13 Rosas del PCE de Alcalá de Henares. Un verdadero asalto con 30 policías que desembocó en 4 heridos ingresados en el hospital y 2 detenidos.

La sucesión de acontecimientos apesta a montaje policial preparado. Primero aparece la Policía Municipal a exigir que se quite la música de una inofensiva fiesta para recaudar fondos en la lucha contra la represión policial. Jesús García, concejal de IU y un activista LGTB ejemplar al que tuve la suerte de conocer en nuestra manifestación contra la homofobia ante la Embajada de Rusia, fue uno de los detenidos. Escuchando su testimonio todo adquiere unos matices surrealistas que sólo son explicables a través de la premeditación y criminalización de los movimientos sociales. Lo que empezó con una orden de quitar la música, tajantemente obedecida por parte del centro social que apagó todo sonido al segundo, rápidamente evolucionó a una provocación. Cuando Jesús, en camiseta, intentó volver a entrar en el centro a coger su DNI para identificarse, se encontró con el pie de la policía que forzó la puerta y entró al centro sin orden judicial. Ante las reiteradas protestas de los activistas que recordaban que sin orden de registro ni autorización no podían entrar, la policía incrementó su violencia y la emprendió a agresiones contra ciudadanos indefensos. En esos momentos aparece un equipo de televisión de La Sexta. ¿Cómo? Evidentemente todo estaba planeado. ¿Cómo se explica si no, por ejemplo, que en el centro social entrase junto a los 30 policías un equipo de televisión de La Sexta a filmar el registro?

Otro detalle preocupante es la casual reunión de la represora Delegada del Gobierno Cristina Cifuentes el fin de semana anterior con los equipos de Alcalá de Henares. ¿Casualidad? ¿Planificación?

El PCE ya ha anunciado que emprenderá acciones legales ante la actuación policial «desproporcionada» en Alcalá de Henares. La violencia creada unilateralmente por la policía es una amenaza en si misma en la que el PP (y el bloque bipartidista en general) ha visto una solución para justificar su criminalización de los movimientos sociales.

Y es que esto de reprimir al pueblo se ha vuelto un negocio muy lucrativo para la derecha gobernante, tanto o más que las multas de aparcamiento. De hecho estos días se ha sabido que El Gobierno recaudó en casi dos años 184.000 euros en multas durante manifestaciones.

No debemos permitir que estos montajes policiales que han dejado a dos ciudadanos ejemplares (Jesús y Elena) con cargos ante una agresión a ellos, se conviertan en la norma. Ya lo vimos con Alfon y tantísimos otros represaliados por manifestarse o protestar.

Mañana [hoy] martes a las 17 horas habrá una concentración frente al Ayuntamiento de Alcalá de Henares contra la represión a la que os animo a asistir. Nos vemos en las calles.

PD: El próximo viernes 21 de febrero a las 18.00h en la Casa de Socorro de Alcalá de Henares (Calle Santiago, nº 13) Legal Alcalá y Asamblea Popular de Alcalá 15M, con la colaboración de Legal Sol y No Somos Delito, organizan la Charla-debate Reforma del Código Penal y Ley de Seguridad Ciudadana en la que se explicarán los puntos más importantes de estos cambios y cómo van a afectar al ciudadano. Después habrá un debate sobre el tema en el que se invita a todas a participar.