miércoles, 23 de abril de 2014

Por primera vez en la historia, Turquía habló del genocidio armenio


El primer ministro Recep Tayyip Erdogan expresó sus condolencias por las masivas muertes durante la Primera Guerra Mundial, aunque no hizo ningún pedido de perdón.


El mandatario expresó oficialmente las condolencias de su país por los armenios que «perdieron sus vidas en el contexto de principios del siglo XX», en la primera declaración de este tipo que hacen las autoridades de Turquía, aunque cabe destacar, esta no ha incluido una petición de perdón.

Erdogan se dirigió en nombre del Estado turco a los «nietos» de quienes murieron y aseguró que «los incidentes de la Primera Guerra Mundial» son un «dolor compartido», aunque no se refirió a la responsabilidad del entonces Imperio Otomano en la muerte de miles de armenios.

El llamado genocidio armenio u holocausto armenio, hace referencia a la deportación forzosa y exterminio de un número indeterminado de civiles armenios, calculado aproximadamente entre un millón y medio y dos millones de personas por el gobierno de los Jóvenes Turcos en el Imperio otomano, desde 1915 hasta 1923.

Aunque la República de Turquía, sucesora del Imperio otomano, no niega que las masacres de civiles armenios ocurrieron, no admite que se trató de un genocidio, argumentando que las muertes no fueron el resultado de un plan de exterminio masivo, sistemático y premeditado dispuesto por el Estado otomano, sino que se debieron a las luchas interétnicas, las enfermedades y el hambre durante el confuso periodo de la Primera Guerra Mundial. Sin embargo, las condolencias expresadas por Erdogan son un paso hacia adelante en este sentido, a casi 100 años de los hechos.

Fuente: AFP