jueves, 22 de mayo de 2014

El oligarca más rico de Ucrania se alza contra los rebeldes prorrusos


Rinat Ajmétov, propietario del mayor conglomerado industrial de Donetsk, inicia un movimiento de protesta contra los insurgentes de la región oriental

20 mayo 2014

El oligarca más rico de Ucrania, Rinat Ajmétov, propietario del mayor conglomerado industrial de la rebelde Donetsk (Metinvest), ha iniciado este martes un movimiento de protesta contra los líderes insurgentes de la república popular independiente autoproclamada en la región.

Una «sirena de la paz» ha sonado a mediodía en todas las fábricas de Metinvest emplazadas en la región en una iniciativa llamada «Donbass [zona hullera] sin armas», convocada la víspera por el multimillonario natural de la región rebelde.

Al mismo tiempo, varios centenares de seguidores del club de fútbol Shakhtar Donetsk, también propiedad de Ajmétov, han acudido al estadio Donbass Arena para tomar parte en otra acción denominada «la Marcha de la Paz», cuya celebración se ha limitado al campo y que ha durado poco más de 20 minutos.

Una columna de coches, muchos adornados con símbolos estatales de Ucrania, ha recorrido varias veces la calle principal de la ciudad a toque de claxon para solidarizarse con la iniciativa del empresario.

Cada mediodía

La sirena sonará todos los días a mediodía en todo el Donbass, ha dicho Ajmétov, que ha acusado a las milicias populares de poner en peligro con sus acciones la economía y los puestos de trabajo en la región.

«Nadie puede atemorizarnos, incluidos los que se llaman república popular de Donetsk. ¿Qué han hecho para nuestra tierra, qué puestos de trabajo han creado? ¿Andar con fusiles por las ciudades del Donbass es acaso defender los derechos de la gente frente al poder central?», ha manifestado el oligarca.

Pillaje y secuestros

Ajmétov ha acusado a los milicianos de «pillaje y secuestro de ciudadanos pacíficos» y ha tachado sus acciones de «genocidio del Donbass» y «lucha contra los habitantes» de esa región.

El ministro de Interior ucraniano, Arsén Avákov, ha felicitado a Ajmétov por mostrar, «por fin, energía» para poner punto y final a la rebelión prorrusa que vive desde hace más de un mes esa región y también la vecina Lugansk, proclamadas independientes de Ucrania por sus líderes insurgentes.

«Le creo. Espero que el Donbass también le crea. Si hay un deseo genuino, resolveremos las diferencias y apartaremos a un lado los fusiles», ha escrito el ministro en su página de Facebook.

Amenaza de los prorrusos

El líder del autoproclamado Parlamento de la república popular de Donetsk, Dennís Pushilin, ha respondido al empresario con la amenaza de «nacionalizar» sus empresas.

«Se ha tomado la decisión de nacionalizar» las empresas de los «oligarcas regionales que no quieren pagar impuestos a la república popular de Donetsk», ha escrito Pushilin en su cuenta de Twitter en alusión a Ajmétov, al que ha acusado de «financiar el terror en el Donbass al pagar impuestos a Kiev».