domingo, 23 de noviembre de 2014

Día del Bosque Autóctono

El día de los Bosques Autóctonos surge como una iniciativa de diversas ONGs españolas y se viene celebrando desde hace más de 10 años.

Esta iniciativa persigue, entre otros muchos objetivos, informar y concienciar a la opinión pública sobre todo aquello relacionado con los bosques autóctonos de la Península Ibérica.

Este fin se concreta en hacer ver la importancia de las especies autóctonas en nuestros bosques, plantear la necesidad de recuperar espacios degradados de nuestra península, incrementar la educación ambiental de nuestros jóvenes, y desvelar la problemática de la propagación de especies alóctonas (no propias de la Penísula Ibérica).

Además, se busca potenciar la recuperación de nuestros bosques y evitar su desaparición. La pérdida de bosques autóctonos se ha visto favorecida, entre otros factores, por las plantaciones forestales de especies no autóctonas que se han producido desde los años 50 del siglo pasado, en perjuicio de la vegetación natural existente.

ARBA, como asociación de carácter nacional, lleva muchos años trabajando en ello y reivindicando que todos los tipos de repoblaciones forestales se hagan con especies autóctonas. Las actividades que ha desarrollado nuestra asociación desde su fundación y la experiencia adquirida nos obliga, en nuestro deseo de mantener y recuperar nuestros bosques autóctonos naturales, a ir más allá planteando las siguientes reivindicaciones:

1) Potenciar la regeneración natural como el mejor método de recuperación forestal. Para ello, es necesario disminuir las perturbaciones humanas sobre la vegetación leñosa y suprimir las subvenciones a toda actividad destructiva de los bosques y matorrales autóctonos.

2) Que las plantaciones sólo se contemplen en zonas con graves riesgos de erosión, muy secas o en aquellos lugares donde no exista banco de yemas o semillas, descartando la utilización de maquinaria pesada y la plantación en hilera.

3) Que las plantaciones forestales sean consideradas como cultivos.

4) Que se haga un uso responsable y sostenible de los bosques. Que todos los bosques naturales con un alto grado de conservación sean declarados santuarios naturales, espacios protegidos intocables.

5) Repoblar con especies autóctonas del lugar, tanto arbustivas como arbóreas. Desechamos por inapropiadas determinadas prácticas silvícolas.

Asociación para la Recuperación del Bosque Autóctono