viernes, 7 de noviembre de 2014

Rescatan a un bebé chimpancé rodeado de restos mutilados de su familia durante una redada contra traficantes de animales en Camerún


5 noviembre 2014

Este ha sido el desgarrador momento que vivieron los miembros de una organización de rescate animal cuando encontraron a un chimpancé bebé acurrucado en el suelo entre los restos mutilados de su familia. De nuevo se repite una atrocidad de manos de los traficantes de animales.

El terrible descubrimiento de 7 cabezas y 30 patas de chimpancé junto a un aterrorizado bebé de chimpancé, todavía con vida, tuvo lugar el pasado fin de semana durante una redada contra traficantes de animales en Camerún.

Miembros de la organización LAGA detuvieron a dos hombres, quienes se cree que querían intentar cruzar la frontera con los restos de los monos y el mono bebé.

Según explicó un portavoz de LAGA, el comercio ilegal de grandes simios está especialmente organizado. «Tales encuentros horribles son comunes durante las redadas a traficantes de simios». «Fuentes cercanas al caso aseguraron que los dos traficantes habían estado suministrando decenas de cabezas de chimpancés para transportarlas a Nigeria». «Todo lo que necesitan es que el cliente haga los pedidos antes de que se realice la caza furtiva y así proporcionarle las piezas que pide».

Los dos detenidos han admitido el delito, lo que significa que se podrían enfrentar a una pena de como máximo 3 años de cárcel.

El pequeño bebé de chimpancé rescatado ha sido atendido y le han dado los primeros cuidados médicos. «Sin embargo el estrés continúa mientras llora en voz alta cuando se le acercan los seres humanos», comentó el portavoz de LAGA.

La organización LAGA a ayudado a encarcelar a 1.000 traficantes de animales de ocho países diferentes. Desde el año 2003 LAGA está trabajando con los gobiernos y con las investigaciones. Dan la voz de alarma por el alto número de casos de corrupción con los que se encuentran.