lunes, 24 de marzo de 2014

Un joven pierde un testículo por un pelotazo de goma de la Policía en los disturbios del 22M

 

Gabriel R.S. ha sido operado de urgencia para extirparle el testículo izquierdo tras sufrir una fuerte contusión en los altercados de este sábado. Admite que ocurrió mientras participaba en los enfrentamientos contra los antidisturbios.

23/03/2014

La violencia posterior a la gran manifestación pacífica de las Marchas de la Dignidad se saldó con 101 heridos, según datos de Emergencias Madrid. La mayoría fueron policías, pero entre los manifestantes que participaron en los altercados también los hubo. Es el caso de Gabriel R.S., que perdió el testículo izquierdo tras recibir el impacto de una pelota de goma disparada por un agente antidisturbios.

En conversación con eldiario.es, Gabriel relata que todo comenzó con el inicio de las cargas policiales, «que comenzaron cuando no habían finalizado de hablar los que estaban en el escenario», en referencia al acto final de las Marchas de la Dignidad celebrado en Colón.

«No sé quién empezó primero, pero fueron a por nosotros. Entonces comenzamos a defendernos con piedras y lo primero que pillábamos», cuenta el herido, que admite su participación en los altercados entre un grupo de manifestantes y los agentes antidisturbios.

Los enfrentamientos que terminaron tan mal para él continuaron «mientras retrocedíamos de Colón a Cibeles, donde habíamos hecho un par de barricadas y logramos que retrocediesen». Fue entonces cuando, sobre las 21.00 horas, y al ir su grupo al encuentro de los agentes, recibió el pelotazo de goma en los testículos.

Operación de urgencia

Tras el impacto, Gabriel fue atendido por los efectivos sanitarios desplegados en la zona, que le trasladaron posteriormente al Hospital Gregorio Marañón de la capital. Allí fue operado de urgencia por los daños que le causó el pelotazo, y que supusieron que perdiera su testículo izquierdo.

Gabriel, que llegó desde Palencia para participar en la protesta de las Marchas de la Dignidad, está a la espera de recibir el alta y del parte de lesiones sobre las heridas que sufrió durante los choques. Tras esto, su próximo paso será «hablar con los abogados que se ofrecieron voluntarios a ayudarme y que estaban en las protestas», dado que no descarta denunciar a las autoridades por lo que le ha ocurrido.

Preguntado por su participación en los altercados, dentro de los grupos que hicieron frente a los antidisturbios, Gabriel asegura que «lo que hicimos fue defendernos. Eran ellos los que nos estaban atacando, intentado que nos dispersáramos con violencia. Era un acoso y respondimos, porque encima no dejaron ni acabar el acto».