jueves, 17 de septiembre de 2009

Sobre otra visión libertaria de la liberación de los pueblos

Con el permiso del compañero Sorrow, del Ateneo Libertario Gregorio Baticón de Valladolid, reproduzco integramente la respuesta (del 16 de septiembre) a un texto añadido como comentario a una entrada del Blog del Ateneo sobre el nacionalismo castellano. Un tal Unx (el 31 de agosto) que empieza poniendo un comentario:
Definiendo algunos términos:
— El nacionalismo parte de dos principios básicos con respecto a la relación entre la nación y el estado: la «soberanía nacional»: que mantendría que la nación es la única base legítima para el estado y la «nacionalidad»: que mantendría que cada nación debe formar su propio estado, y que las fronteras del estado deberían coincidir con las de la nación.
— La Identidad cultural es el conjunto de valores, tradiciones, símbolos, creencias y modos de comportamiento que funcionan como elemento cohesionador dentro de un grupo social y que actúan como sustrato para que los individuos que lo forman puedan fundamentar su sentimiento de pertenencia.
— El castellanismo es una ideología orientada a preservar y promover los valores propios y distintivos de lo que se considera Castilla: sus tradiciones, su cultura, sus recursos naturales y humanos, [...] y el cuestionamiento de las políticas centralistas.
— El independentismo suele plantear sus tesis [...] sobre la afirmación de que dicha nación no alcanzará su máxima plenitud cultural, social o económica mientras continúe formando parte del Estado del que se quiere independizar.
Al que luego añade una larga parrafada. Texto que encima no es suyo, sino copiado y pegado de otra parte, titulado La liberación de los pueblos: Una visión libertaria de alguien que firma bajo el pseudónimo Cosimo Piovasco di Rondò, y no dice nada. El compañero les responde magistralmente, y como merece la pena leerlo y releerlo, os lo pongo tal cual:


Sr./Sra. Unx:

Yo también tengo unas cuantas precisiones que hacer (doy por sentado que todo el mundo entiende conceptos básicos como anarquismo, nacionalismo o socialismo, así que me ahorraré definirlos… no estamos en Barrio Sésamo):

1. Sobre las «diferentes realidades culturales que vivimos dentro del Estado español». Esas realidades culturales las vivirá Vd. Yo como trabajador lo que vivo es una realidad bastante más tangible: el paro, la humillación, el trabajo precario, el precio de la vivienda por las nubes, el lavado de cerebro mediático, la chabacanería, la telebasura, etc. Que si en el lugar donde vivo hay gente que desciende de los visigodos o de los mayas, somos morenos o rubios, si llamamos al sol, «sol», «soleil», «sun» o de cualquier otra forma, si se baila la muñeira o el charleston, si se viste la chilaba o el kilt… me trae sin cuidado. De todas maneras esas realidades culturales a las que Vd. alude ni tienen límites geográficos precisos ni están aceptadas por la totalidad de los mortales. Algunos no tenemos pedigrí, somos perros callejeros que no nos gusta que nos marquen con el sacrosanto marchamo de la denominación de origen. Somos en definitiva COSMOPOLITAS.

2. El nacionalismo tiene más de dos siglos de antigüedad. Quizá no como ideología recogida de forma sistemática por escrito, en un documento, pero sí como práctica política. Así los estados cristianos de la reconquista ya usaban el nacionalismo para alienar a sus sufridos súbditos y utilizarlos en su limpieza étnica contra la diversidad cultural existente en la Península Ibérica (exterminio de judíos, musulmanes y heterodoxos de toda laya), todo ello a mayor gloria del Imperio Vaticano. De hecho era costumbre que los reyezuelos de estos estados racistas hicieran gala de su «goticismo», es decir, que se jactaban de descender de esa estirpe de mugrientos iletrados (eso sí, muy cristianos) llamados visigodos. Por lo tanto ya había un nacionalismo, y además etnicista, en estado embrionario. Nótese, por cierto, que la mayoría de los pequeños nacionalismos patrios, esos que se disfrazan de izquierda, proceden de la parte norte de la Península (nacionalismos gallego, asturiano, leonés, vasco, catalán) precisamente la zona donde la Iglesia Católica se atrincheró para preparar su cruzada genocida.

3. Sobre la sutil distinción entre Nación y Pueblo. Vd. argumenta (o eso parece porque en este punto su discurso se vuelve particularmente ambiguo y escurridizo, aunque la ambigüedad es la tónica general) que las «naciones» no son lo mismo que los «pueblos», que las primeras presuponen la formación de un Estado y los segundos al parecer no. Pero tras varios kilómetros de línea argumental Vd. no explicita qué son los «pueblos» frente a las «naciones», o dicho de otro modo, no explica por qué el pueblo llano (modernamente la clase trabajadora) está dividido (o por lo menos es así bajo el punto de vista nacionalista) en diversos «pueblos». ¿Quién los divide? ¿Quién dictamina dónde acaba un pueblo y dónde empieza otro? Vd. no consigue distinguir una cosa de la otra porque las dos cosas son lo mismo. Quien divide al pueblo llano en diferentes pueblos en pugna entre sí (he aquí el origen de la mayoría de las guerras) es el Estado (tras del cual actúa la clase poseedora), el Estado opresor, con sus cárceles, sus policías y sus leyendas patrias que establecen qué parte de su bagaje cultural heredado del pasado vale y qué parte no vale (ejemplo: el pueblo húngaro es «magiar» porque lo dice el estado húngaro pero ¿acaso no hubo vida humana antes de la llegada de los magiares a esos territorios? ¿Acaso no llegaron gentes de otros lares a Hungría después de la invasión magiar?) Por tanto, no se ve por ningún lado esa sutil distinción entre los «pueblos» y las «naciones» ya que ambos presuponen la existencia de un Estado opresor igual que no se ve una distinción clara entre su discurso y el de los nacionalistas de izquierdas. Y tanto es así que cualquiera diría que es el mismo.

4. La espinosa cuestión lingüística. Dice Vd. que está de acuerdo con las reivindicaciones nacionalistas en cuanto a la cuestión lingüística y pone el ejemplo catalán. Pues yo no, francamente. Los nacionalistas quieren imponer en sus feudos su pequeña lengua nacional por la fuerza y erradicar la lengua general (el español¹) que habla todo el mundo en la Península Ibérica (salvo en Portugal) y que habla toda Latinoamérica (salvo Brasil y algún país minúsculo). Demostración por medio de ejemplo: no hace mucho hubo una manifestación por el bilingüismo en Galicia y los independentistas gallegos salieron al paso con pancartas que rezaban: «So em galego» (Sólo en gallego). Eso es una imposición. Lo lógico es que si las dos lenguas han convivido durante tanto tiempo ambas deberían seguir hablándose. Otro ejemplo de imposición: el valenciano es un dialecto del catalán con mucha influencia del español por lo que ha asimilado muchas palabras de esta lengua, palabras que ya considera como propias. Pero resulta que a los señores catalanistas de BCN esto no les debe hacer muy felices porque no han dejado de presionar para que los valencianos catalanicen (o desespañolicen) su lengua y tanto han querido imponer su santa voluntad que los valencianos se han rebelado creando una academia de la lengua aparte y una gramática propia. Otra imposición (e impostura): el curioso caso del euskera. Esta lengua fue buena parte «inventada» por Sabino Arana (que por cierto no la hablaba, tuvo que aprenderla) y sus acólitos a fuerza de meter a presión palabras incomprensibles para los hispanohablantes que procedían de lenguas como el latín clásico, el griego, lenguas célticas e incluso del árabe, todo ello para que se pareciera lo menos² posible al español.

5. Las citas magistrales. Echo de menos que el sector del Movimiento Libertario que simpatiza (al menos platónicamente) con los llamados nacionalismos de izquierda apoyen sus argumentos con citas de autores plenamente anarquistas tales como Bakunin (sin trampas: el Bakunin de la última época, no el paneslavista que fue en sus comienzos), Kropotkin, Malatesta o si se prefiere algo más actual a Ángel J. Cappelletti³. Esto lo digo por la cita de Miquel Amorós, apóstol de la posmoderna izquierda «indeterminada» y antiglobalizadora junto con el impresentable Carlos Taibo (otro que tal baila), cuyos escritos (los de Amorós, digo) desprenden un tufo de confusionismo al estilo de la llamada lucha autónoma (marxistas y nacionalistas a un tiempo disfrazados de anarquistas) y que además creo que en su momento tuvo algo que ver con los alucinados salvapatrias de Terra Lliure (que de anarquistas tienen lo que yo de arzobispo.) Personalmente creo que los anarconacionalistas (lo siento, no se me ocurre otro término) no citan a autores auténticamente ácratas porque todos ellos ponen de vuelta y media al nacionalismo y niegan que pueda ser compatible con el anarquismo, que como rama (para mí la más pura) del socialismo es internacionalista y obrera y no se preocupa de la libertad de los «pueblos» si no de la de la clase obrera.

6. Sobre los colectivos libertarios «españolistas», a saber, los que «se dejan llevar por la dinámica homogeneizadora del Estado español». Sr/a Unx: ¿se refiere Vd. a alguien en concreto? ¿A los que hacemos este Blog quizá? Tal vez una noche mientras dormíamos nos haya secuestrado el CNI para implantarnos un chip en el cerebro… ¿Que opinamos así por «dejadez»? Claro que sí, si en el fondo somos buena gente, lo que pasa que, a diferencia de su docta persona, un poco ignorantes. Gracias por perdonarnos la vida, Sr/a Unx. Supongo que la opción de considerar que simplemente tenemos una opinión distinta a la suya ni se contempla ¿no? ¿Qué pensaría Vd. si sugiriéramos que los que piensan que el anarquismo pretende la liberación de los «pueblos» (o la liberación nacional, que para el caso es lo mismo) han sido hipnotizados por el bigote de Carod Rovira, nacionalista catalán pequeño burgués y besasotanas?

7. Colofón. Ahora que el nacionalismo ya casi ha fagocitado lo que de revolucionario e internacionalista había en el marxismo (pido perdón por la generalización a la minoría de marxistas que todavía creen en el viejo internacionalismo proletario) le toca el turno al anarquismo (en realidad, esta enfermedad ya se sufre desde la Transición pero últimamente ha adquirido mayor virulencia.) Después de un gran ciclo revolucionario (en el por desgracia para mí el marxismo ganó la partida al anarquismo) estamos ante una época conservadora, de restauración de valores tradicionales, de mirar al pasado, de disgregación y de levantamiento de falsas barreras entre la gente, y por tanto un terreno abonado para el irredentismo nacionalista. Parece que la izquierda se esté intentando adaptar a unos tiempos que no le son propicios vistiéndose de lagarterana, como quien dice. Me parece ridículo e indigno. No pintan buenos tiempos para ideologías radicales como el anarquismo (la más radical)… pero como dice el refrán«más vale honra sin barcos que barcos sin honra».


Notas:

[1] Ya sé que es políticamente incorrecto pero me niego a usar aquí la palabra «castellano». El castellano es la variedad del español que se usa en Castilla pero un sevillano no habla castellano sino español, en su dialecto andaluz, y una bonaerense no habla castellano sino español, en su dialecto argentino [rioplatense]. El latín que se hablaba en la Península salvo en el caso del catalán y el gallego (este último les guste o no a los galleguistas, curiosamente de tradición antilusa, portugués españolizado) siguió derroteros evolutivos muy similares independientemente de que la variedad castellana fuera la de más prestigio por ser la del reino políticamente más fuerte y la que por tanto influyó a las demás acercándolas las unas a las otras.

[2] No conviene olvidar que presumiblemente (al menos, Sánchez Albornoz así lo creía) lo poco de euskera que no fue inventado por los nacionalistas vascos son restos de las lenguas preindoeuropeas (como la ibérica) que se hablaban en TODA la Península Ibérica. ¿A qué esto ya cambia un tanto nuestro punto de vista sobre el supuesto hecho diferencial vasco?

[3] Véase la devastadora crítica que hace a los nacionalismos de izquierda en el artículo de Ángel Capelletti Nacionalismo y burguesía.

17 comentarios:

circulos3 dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Sorrow dijo...

Al Sr/a circulos3:
1.Sí, hijo/a, sí... algunos no estamos de acuerdo con tus opiniones ni con las de tus amigos. No te apenes, no te alarmes, así es la vida.

2. El cosmopolitismo no es burgués lo burgués es el nacionalismo. Entérate bien: http://es.wikipedia.org/wiki/Nacionalismo

3. Sobre la supuesta "mentira" en torno al euskera..lee, lee...

"¿Porque no se enseña de una vez, verdadera cultura e historia, y no milongas y ficción interesada y se deja de dar cursos de retraso mental, a nuestros hijos?. En el territorio, hasta hace unos años llamado vascongadas y hoy llamado Euskadi, vivían pueblos de origen celta, los vardulos caristios y autrigones entre montañas y valles con nombres todos indoeuropeos, repletas de castros “celtas”, de dólmenes, menires y cromelech, ríos con nombres celtas como Deva y Nervion. Sus primeros asentamientos humanos se fundaron como Valmaseda (valle de las manzanas) o Villa Bermeja (Bermeo), Plentzia (Plazencia), Portugalete (Porto Galete)=( puerto de los celtas), mas tarde, otros como Bilbao (Bello Vado) ¿Como es que un supuesto pueblo, no tiene nombre y los griegos, romanos, y cronistas de la época se refieran siempre a ellos con él nombre que les pusieron los celtas?, (“barscunes” “vascones” los del alto), ¿porque no tenían nombre? ¿Sabe alguien algún lugar, donde hayan aparecido el mas mínimo vestigio o ruina de esta supuesta cultura y pueblo vasco? ¿Tienen realmente derecho a reclamar este solar, estos nacionalistas de nuevo cuño? en el escudo de Guipuzcoa lo pone claro (Fidelissima bardulia nunquam superata) Porque, se me impone y tengo que aceptar este sofrito de historia llena de mentiras y falsedades y la imposición de un idioma caduco e inservible con base de origen ibero y celta, con mas de un 70% de latín vulgarcon mucho árabe y español, y el resto inventado por el paranoico Sabino Policarpo, o lo que es peor del laboratorio de la zafia Euskaltzaindia, con casos como el conocido gorro de lana boina (bonete) que introdujeron los trabajadores italianos en el siglo XVIII que tendieron la railes del tren en Guipuzcoa, pues este es un elemento precioso para estos zafios de la casa, avanzar con el euskera y enseñarselo a nuestros niños en el colegio, se coje una boina (se renombra esto en txirene de Bilbao) pasa a txapela del frances chapeau se declina en todas sus formas posibles(Txapela boina) (txapeldun campeon) ( txapelketa campeonato) /.../"

Sorrow dijo...

(continuación)

"El vascuence, es un idioma con mas del 70% de base etimológica procedente del latín, el resto ibero, celta, árabe y español, con infinidad de palabras como, (agur) saludo del latín “augurium”;( katea) del latín catena “cadena”; (gauza) del latín “causa”
cosa ; (denbora) tiempo del latín “tempora”; (tegi) techo del latín “tectum”; leku del latín “locu(m)” lugar; (multzo) grupo, montón del latín “ multu(m)” mucho,(pagoa) haya, del latín fagus ;( pake o bake) paz del latín, “pacem”; (mendi) monte del latín “montis”; (gela) estancia del latín “cella”; (taula) tablero latín “tabula”; (gerezi) cereza del latín “ceresea”;( lore )del latín flore(m) “ flor”; (aizkola) hacha del latín “aiscola”; kaiku, “recipiente“ del latín caucus; (zeru) cielo del latín “caelum”; (zoru ) del latín solu(m) suelo; nombres propios y de asentamientos humanos, como (Eneko) del antiquísimo padre nuestro en latín, único hijo “unnicum filie”; apellidos como Aguirre del latín agüere “ager”” campo, Amusategui, del berebere Al Muza mas latín “tegui” techo o (Alkiza) del árabe “Al Caser”, ( Forua) del latín “ forum”;( Guetaria ) secadero de pescado del latín “caetaria”; Bermeo la primera villa marítima de Vizcaya, fundada como ”villa Bermeja”; Valmaseda primera villa de Vizcaya, valle de las mazedas en celta o galo, manzanas en castellano; palabras de origen genuinamente árabes, como (azoka ) “feria” del árabe zoco, igual que los zocos del Magreb, o (zaharra) “viejo” del árabe zahara e igual que Medina Zahara, muchísimas otras clarísimas, cale del español calle, o (arbola ) del español árbol, curiosa esta, ¿ como es que un supuesto idioma ancestral, no tiene definición para árbol?; e incluso griegas, como argi del griego argos luz, luminoso, y así miles hasta completar mas de un 95% del vocabulario vasco, el resto, ese escaso 5%, eso que los descifradores mágicos de la cosa y filólogos vascos no quieren o no logran descifrar es ni mas ni menos que ibero, el idioma que hablaban los aquitanos y que nuestros expertos llaman protovasco, en un principio el sistema original verbal era no perifrástico, pero como todos los idiomas tiende hacia el lado mas sencillo. Por ello, tomo el modelo perifrástico (de verbo auxiliar y principal) del latín, que asimismo lo había tomado prestado del griego."

Extraído de http://blogs.elcorreodigital.com/magonia/2009/6/12/-el-misterio-vasco-disparatando-sobre-origenes-un

Sorrow dijo...

(continuación)
4. Lo de sacar a relucir las lenguas amerindias no sé a qué ha venido. Supongo que era un golpe de efecto demagógico para que pareciera que quiero borrar del mapa dichas lenguas. Pues sí, en Latinoamérica hay lenguas indígenas y en Norteamérica también. ¿Y qué? Yo sólo dije que el español se habla en casi toda Latinoamérica pero no excluí que se hablaran paralelamente otras lenguas. No te inventes cosas que no he dicho.

circulos3 dijo...

"...la imposición de un idioma caduco e inservible..."

sin comentarios

KRATES dijo...

Al euskera le quitas las palabras de origen latino (castellano y francés) y se queda en poco. Lo que se habla cooficialmente en el País Vasco es el batúa, una lengua creada hace décadas, se dice que para unificar todos los diferentes dialectos vascuences existentes. El euskera, como todas las lenguas del mundo, no ha permanecido nunca aislado, siempre ha tenido influencias y contactos con otras a lo largo de la historia. No sea tan cerrado señor Círculos3. Optar por la supresión del euskera sería una gran barbaridad, perderíamos algo nuestro y algo de variedad lingüística (una lengua con raíces preindoeuropeas que todavía conservamos, eso sí, también evolucionada).

Pero imponer en regiones bilingüisticas o plurilingüisticas una sola lengua sería empobrecedor. Da igual que sea una u otra.

Y al hablar de imposición, ¿no querrás tú imponernos tus criterios, que comulguemos con tus hostias nacionalistas?

circulos3 dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
KRATES dijo...

Ya lo sé ¿y qué?

Te recuerdo que este Blog no es específicamente libertario, algunos componentes no lo son y los que lo somos no somos excluyentes.

circulos3 dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
KRATES dijo...

Usted y yo estamos hablando, por escrito, en lengua castellana o española. Una lengua románica descendiente del latín, y aún así el latín tiene influencias griegas. ¿Qué sería de palabras como Cosmopolita , Democracia o Anarquía de raíces griegas?:

Cosmopolita: κόσμος (cosmos) «mundo» y πόλις (polis) «ciudad»... Ciudadano del mundo.

Democracia: δημος (demos) «pueblo» y κράτος (krátos) «poder» o «gobierno»... Poder del pueblo.

Anarquía: αν (an) «no» o «sin» y αρχος (arcos) «dirigente» o «jefe»... Sin jefes.

Y no es ofensivo, ¿por qué es ofensivo reconocerlo en el euskera?

A diferencia del francés o el italiano, en el español no se distingue fonéticamente la «b» de la «v». ¿Por qué será? ¿No tendrá algo que ver con lo que se llamó la Bardulia?

KRATES dijo...

Sobre los términos Euzkadi y Euskal Herria, te recomiendos que leas a Iñaki Anasagasti (nacionalista vasco) lo que dice sobre ello:

«No es de extrañar, por ello, que cuando a Carlos Merino, responsable de Fuerza Nueva de Bilbao, le preguntaban por Euzkadi, respondiese:
"¡Euzkadi no existe!. En todo caso podríamos admitir Euskal Herria; ese es el nombre correcto".»
(Revista Punto y Hora de 26 de abril a 3 de mayo de 1979.)

circulos3 dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
circulos3 dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
KRATES dijo...

Y si te digo que el castellano o español, tiene palabras de origen vasco, vascuence o euskera como: boina, zamarra, aquelarre, cencerro, ascua, izquierda.

El apellido más común en castellano-español es García, también de origen vasco.

En las Glosas Emilianenses está uno de los registros más antiguos del castellano, pero también del euskera. ¿Por qué esa obsesión en distanciarse?

Sorrow dijo...

Para mi Félix Likiniano es un ejemplo palmario de confusionismo ideológico. Supongo que sería muy buena gente y muy amigo de sus amigos pero creo que su influencia ha hecho más daño que beneficio al Movimiento Libertario, que en muchos casos se ha empantanado en reivindicar valores del Pleistoceno. Lo progresista es mirar al futuro y no esa estéril búsqueda de algo que nos haga diferentes, o sea, superior al vecino.

curio dentato dijo...

Me ha parecido leer por ahí "anarkoabertzale" ¿anarquista y patriota? ¿Qué es eso?

Brigantinus dijo...

Sólo comentarios que he puesto un vínculo a esta entrada en http://anarquismominimalista.blogspot.com
En cuanto a su contenido... me lo estoy pensando porque choca contra algunas de mis ideas :-)