jueves, 31 de marzo de 2011

Jeques y vikingos contra Libia y el nuevo «Plan Marshall»

Los «rebeldes» que en Libia se han levantado contra el régimen de Gadafi, enarbolan la anterior bandera monárquica. Echando un vistazo al DICCIONARIO LAROUSSE DE HISTORIA UNIVERSAL (1988), sobre el entonces rey libio pone:

IDRIS I: (Muhammad Idris al-Mahdi al-Senussi), primer rey de Libia (Giarabub 1890-El Cairo 1983). Nieto de Muhammad ibn Alí al-Senussi († 1859), que había pasado de Argelia a Cirenaica, sucedió a su tío Sayyid como jefe de los sanusíes (1917). Los italianos le reconocieron con el título de emir de los oasis de Kufra, Giarabub, Jalu, Awjila y Ajdabia (1920). En 1923, los fascistas le obligaron a marchar a Egipto; en 1940 organizó un cuerpo auxiliar del ejército británico. Vuelto a Cirenaica (1947), fue gobernador de Bengasi (1948), y, el 3 de diciembre de 1950, la Asamblea Nacional le eligió rey de Libia (Cirenaica, Tripolitana y Fezzán); lo fue efectivamente cuando se proclamo la independencia de su país (24 dic. 1951). Derrocado por un golpe militar (1969), se exilió y fue condenado a muerte en ausencia por corrupción (1971). En 1974 adquirió la nacionalidad egipcia.

La Cirenaica era su zona de influencia, y es la región libia donde ha empezado la revuelta antigadafista, que ha desembocado en una guerra civil. En una enciclopedia que tengo desde crío titulada ACTA 2000. ENCICLOPEDIA SISTEMATICA (Ediciones Rialp, 1977) en el Tomo 3 dedicado a «Geografía y Cartografía», cuando hablan de los países norteafricanos, cuyos datos no estaban todavía muy actualizados, y, en especial, sobre Libia nos pone, entre otras cosas:

Capital: Trípoli, 213.506 habitantes. Otra ciudad de importancia es Bengasi, residencia del Gobierno, 137.295.

Bandera: Tres franjas horizontales, roja, negra y verde, con una media luna y una estrella blancas en el centro.

Forma de gobierno: Monarquía hereditaria.

Vida económica: Libia es uno de los países más pobres del mundo. La zona costera es la única aprovechable para la agricultura (10 por ciento de la superficie) y se divide en oasis, los más ricos del norte de África, a lo largo del litoral, donde se dan palmeras de dátiles, olivos, cacahuetes y patatas, y la estepa, propia para el cultivo de cereales (cebada y trigo) y pastos. A esta zona extendieron los italianos su colonización. En las dunas florecen acacias, álamos y pinos. En la zona montañosa hay olivos, higueras, viñas y otros árboles frutales. En el subdesierto, la vegetación es escasa. En el desierto y Fezzan hay algunos fértiles oasis. El número total de olivos es de 3,4 millones y el de palmeras de dátiles, de 3 millones. La tercera parte de la población es nómada y se dedica al pastoreo (ovejas, cabras, dromedarios y caballos). Desde que en 1957 se descubrieron yacimientos de petróleo, cambiaron las perspectivas de la economía, que no cuenta con ninguna clase de ayuda extranjera. Los pozos de petróleo más importantes fueron descubiertos por ESSO (1959). Hay 22 compañías petrolíferas realizando prospecciones. La producción y exportación comenzó en 1961.

Historia: (…)

Durante la Segunda Guerra Mundial cobra un papel de gran importancia al convertirse en escenario de una de las campañas más decisivas de la contienda. Tras el triunfo aliado, Libia es ocupada por las tropas anglo-francesas, quedándose las primeras con Cirenaica y Tripolitana y las segundas con la región de Fezzan.

En 1949 es reconocido por las potencias ocupantes el emir Mohamed Idris al-Senussi.

Tres años más tarde, el primero de enero, Libia adquiere su independencia como Estado federado, dividido en tres provincias: Cirenaica, Tripolitana y Fezzan. Adopta la forma de monarquía hereditaria bajo el reinado de Mohamed Idris.

Con motivo de hacer desaparecer las bases tanto norteamericanas como inglesas, fueron evacuadas en 1966 las fuerzas de Inglaterra. La petición definitiva de llevar a cabo dicha evacuación se hizo en junio de 1967. En septiembre, el presidente Abdulhamid Baskkussch forma nuevo Gobierno.

Aunque la capital sea Trípoli, la sede del Gobierno estaba en Bengasi, una de las actuales ciudades rebeldes. En los años sesenta, y antes del golpe militar que derrocó la monarquía en Libia, se decía que era «uno de los países más pobres del mundo», a pesar del petróleo. Y ahora es considerado de los más ricos… Aunque el mando oficial de los bombardeos sobre el país sea la OTAN, los países que están encabezando la coalición militar son, curiosamente, los tres que ocuparon militarmente el país después de la Segunda Guerra Mundial: Francia, Gran Bretaña y Estados Unidos. ¿Puede ser esto un nuevo tipo de colonialismo? No lo sé. Pero las últimas guerras en las que las potencias occidentales han intervenido el petróleo, o su control, está por medio.

El heredero al trono libio y actual jefe de la Casa Real de Libia es Sayyid Muhammad al-Senussi, sobrino-nieto de Idris I, y vive en su refugio londinense, capital de una de las potencias atacantes. Pero también hay otro pretendiente, su primo el príncipe Idris al-Senussi, que vive a caballo entre Roma y Washington (Italia y EEUU). Este personaje, que ha manifestado abiertamente su simpatías por la rebelión armada en Libia, hace tiempo participó en una polémica en el Parlamento británico, este tal príncipe Idris había tejido una carísima red de influencias: logró que 41 miembros de la Cámara Baja firmaran una adhesión de apoyo a su candidatura como heredero al trono libio.

¿Qué pinta el Parlamento británico en una cuestión de herencias de un país extranjero? Da la sensación que se puede vislumbrar ciertos intereses neoimperialistas del Reino Unido, ¿o no? Si quieren el petróleo libio, ya lo tenían. Casi todos los gobernantes del mundo occidental, hasta hace poco, «besaban el culo» de Gadafi e invertían en el país. Y ahora le dan esta rastrera «puñalada por la espalda» (desde Londres se habla de la posibilidad de dividir el país. Y en Francia, después del accidente nuclear en Japón, están considerando cuestionar su energía nuclear). Aunque hace dos años se dijo que Gadafi propuso la posible nacionalización de las empresas extranjeras: «El líder libio, Muamar el-Gadafi, amenaza con nacionalizar las empresas de petróleo extranjeras ubicadas en el país, entre ellas REPSOL». Pero solamente fue una propuesta, como los mismos de REPSOL reconocieron: «No creemos que haya una posibilidad real de nacionalización de petroleras en Libia y no hemos tenido indicaciones de Libia de que esto se esté estudiando», dijo uno de los portavoces de la petrolera española. No tiene lógica, no se sostiene el argumento neocolonialista, este discurso «antiimperialista» moderno falla. Y las claves habrá que buscarlas por otro lado, y ZP nos las puede haber dado.

A finales del mes pasado y principios del presente, cuando teníamos noticias sobre «masacres» en Libia, el presidente del Gobierno español hacia una gira por los países árabes, en especial a dos del Golfo Pérsico, Qatar y los Emiratos Árabes Unidos, para obtener inversiones en nuestro país. Del emir de Qatar arrancó el compromiso de invertir un total de unos 3.000 millones de euros en empresas españolas. Qatar, que ha sido designado como próxima sede de los Mundiales de Fútbol para el año 2022, está considerado, por el Fondo Monetario Internacional, como el país más rico del mundo y gracias a estas posibles inversiones la economía española (los intereses de nuestras elites económico-financieras y políticas) podría salir mejor parada.

Las inversiones que la familia real qatarí tiene en todo el mundo son de las más importantes, las efectúan a través de su fondo soberano de inversión, el QIA (Qatar Investment Authorithy). Esta familia real es copropietaria de varios bancos británicos, controla buena parte del Mercado Bursátil londinense, tiene acciones en la British Petroleum (una de las empresas petrolíferas extranjeras con más intereses en Libia). Prestó dinero al endeudado grupo naviero francés CMA-CGM, uno de los más grandes del mundo. Han invertido también en la italiana Ferrari. Y ha otorgado sustanciosas donaciones a la Fundación Clinton. Sin olvidar sus vínculos con la financiación del islamismo radical y la misma Al-Qaeda, los cuales ponen las bombas en Irak y otras zonas del mundo.

Y el fondo soberano de Abu Dhabi (ADIA), cuyo emir es el presidente del Consejo Supremo de los Emiratos Árabes Unidos es propietario de la española CEPSA. Este fondo soberano es el mayor del mundo. Compró bienes raíces en Roma y Milán (Italia), París (Francia), Londres (Reino Unido) y Los Ángeles, Chicago y Nueva York (Estados Unidos). Principal comprador de armamento del país galo y con una base militar francesa en su territorio. Y también donó dinero a la Fundación Clinton, igual que el resto de las monarquías feudales del Golfo Pérsico y la Península Arábiga.

El segundo fondo soberano de inversiones es el noruego GPFN (Government Pension Fund of Norway) controlado desde su Gobierno. Este fondo ha invertido recientemente en ochenta empresas españolas y ha comprado la deuda pública de España, triplicándola. Junto a los otros fondos soberanos sus inversiones están consideradas como ayudas a las maltrechas economías occidentales, golpeadas por la actual crisis mundial (se puede vislumbrar una especie de nuevo «Plan Marshall» contemporáneo), y da la peculiaridad que los países que están atacando Libia son sus beneficiarios. Noruega también forma parte de la coalición militar dirigida por la OTAN. Tiene negocios con la familia del emir qatarí; en la inauguración de Qatalum, la mayor planta de fundición de aluminio del mundo, en Qatar, asistieron miembros de las dos familias reales. Es un país europeo exportador de petróleo. Y el asesor financiero del banco noruego NBIM, Mark Burton, que gestiona el fondo soberano del país escandinavo, fue hasta el año pasado miembro del Consejo de Dirección del fondo soberano de Abu Dhabi (ADIA), desde 2007 hasta 2010, y como jefe de inversiones fue el responsable de las compras de bienes raíces en Europa y Norteamérica. Y, si también añadimos, que el Gobierno de Noruega también donó dinero a la Fundación Clinton… ¡Muchas coincidencias!

Entre 2007-2008 Libia y Qatar hicieron pactos económicos a través de sus fondos soberanos, LIA y QIA respectivamente. También ambos países intermediaron en el conflicto de Darfur (Sudán). En la XXI Cumbre de la Liga Árabe de 2009 —año en el que Gadafi anunció la posible nacionalización de empresas extranjeras y un mejor reparto entre la población de los beneficios del petróleo (que nunca se llevaron a cabo)— en Doha, la capital de Qatar, el líder libio increpa al rey de Arabia Saudí. Al año siguiente la XXII Cumbre se hace en Sirte, ciudad natal de Gadafi, en Libia, a la que no asisten los príncipes árabes del Golfo, excepto el emir de Qatar, para entregar el cambio de presidencia de la Liga a Gadafi, éste en el discurso de inauguración hace una dura crítica a la situación de Irak y Palestina, y vuelve a atacar a los monarcas feudales árabes, e incluso llegó a insultar al mismo emir qatarí, que fue el único jeque en ir allí. Esto le sentencia, los prepotentes e insultados jeques de los petrodólares ni olvidan ni perdonan tal insolencia y su código del honor ha sido ofendido, tienen que vengarse. Teniendo en cuenta que Gadafi no es un jeque, un aristócrata como ellos, aunque es rico como ellos, lo consideran un advenedizo: le «han echo la cama».

Con los acontecimientos recientes en el mundo árabe, el descontento entre la tribus de la Cirenaica (opuestas al régimen de Gadafi desde hace años), el papel de los islamistas libios y su contactos con esta oposición (como ha reconocido un comandante «rebelde»). El robo de armamento en los arsenales de países del Sahel, como ha denunciado el presidente de Chad, el cual considera a la guerrilla islamista radical de Al-Qaeda en el Magreb Islámico como el más grande ejército de la zona. Y los medios de comunicación denunciando las supuestas matanzas que el régimen gadafista está cometiendo sobre su pueblo. Y uno de los medios que inició ha difundir las mentiras mediáticas fue la cadena de televisión Al-Yazira, propiedad de la familia real de Qatar. El mismo país que se ha propuesto a gestionar la venta de petróleo de las zonas de Libia controladas por los «rebeldes».

Todo apunta a un rencoroso ajuste de cuentas. En este caso «las gentes del Norte» han vuelto a recuperar sus ancestrales costumbres vikingas junto a sus socios: los jeques cuyos antepasados eran también piratas. En el siglo XIX se denominó a unas tribus situadas al norte de Omán, los Estados de la Tregua, por ser quienes acordaron una tregua con el Imperio Británico para que no atacasen a los barcos mercantes. A esta zona también se la conocía como «la Costa de los Piratas», que cayó bajo protección británica. Con la independencia, siete de los nueve emiratos formaron los Emiratos Árabes Unidos, los otros dos restantes son Qatar y Bahrein. Y los países occidentales necesitan de sus inversiones.

ZP, ¿quién te ve y quién te ha visto?

16 comentarios:

Coquito dijo...

¿Qué quieres decir con eso de "hacer la cama?

KRATES dijo...

«Hacerle a uno la cama» es preparar solapadamente su caída o intrigar en secreto para perjudicarlo. Como han hechos los monarcas feudales de la Península Arábiga con Gadafi. Hartos de sus desplantes e insolencias, le están dando un escarmiento que muy probablemente (de momento no estamos seguros del todo) implique su derrocamiento.

Dizdira Zalakain dijo...

Una magnífica recopilación de datos. Sirven para resaltar algo que quizá no se conoce con toda suficiencia: que Arabia Saudí y los emiratos afines del Golfo Pérsico, alíados de EE.UU., dueños de buena parte de las petroleras y financiadores de al -Qaeda y al-Jazeera, son tradicionales y feroces enemigos del panarabismo nacionalista y socialista que representarían países como Libia, el viejo Egipto de Nasser o la Siria y el Irak baazistas.
Los saudíes han estado financiando desde los 80 hasta el 2003, cuando Libia pasó a ser por unos años aliada del imperio, al grupo terrorista GICL, que llegó incluso a perpetrar un atentado fallido contra Gaddafi. A este grupo lo entrenó y financió durante unos años desde Sudán el por entonces poco conocido Osama Bin Laden.
Así que, efectivamente, el odio entre los monarcas wahabbíes y el Coronel Gaddafi es tan largo como la historia de la Jamahiriya.
Ahora bien, el matiz que no comparto es considerar a este odio la causa directa y principal de la invasión. De haber sido así, Libia podría haber sido invadida mucho antes. La invasión bajo mi punto de vista, tiene su causa directa en la amenaza de nacionalización total y reparto directo de beneficios al pueblo. Esto no era mera palabrería de Gaddafi: el Plan fue aprobado por el parlamento con la condición de dejar un período de tiempo para su aplicación. Así que Repsol y las demás petroleras y las oligarquías corruptas de Libia vieron amenazada su fuente de ingresos.
A partir de ahí, ni que decirlo tiene, los jeques del Golfo Pérsico estuvieron encantados de poner al-Jazeera y sus petrodólares al servicio de la causa.
Saludos.

KRATES dijo...

Saludos Dizdira, Gadafi y los jeques del Golfo han tenido unas relaciones variadas. Y hace unos años eran amistosas, o de tolerancia.Gadafi y familia se codeaba con estas familias, y actuaban igual, inviritiendo en varios países:

http://www.malagahoy.es/article/malaga/131945/las/fortunas/petroleo/refuerzan/sus/inversiones/la/costa/sol.html

Y como dije lo de la supuesta nacionalización fue simplemente una propuesta.

http://www.eleconomista.es/empresas-finanzas/noticias/986218/01/09/Repsol-resta-credibilidad-a-la-posible-nacionalizacion-en-Libia-donde-tiene-excelentes-relaciones.html

No es un enfrentamiento entre Capitalismo y «Socialismo», es más bien entre dos concepciones del Capitalismo: el nacional contra el global. Gadafi, como Chavez, representa desde hace unos años el nacional (invierte en asuntos internos y hay un cierto control gubernamental) y los qatarís representan el global (por eso son los actuales dueños del mundo):

http://www.expansion.com/blogs/polo/2011/03/14/qatar-los-nuevos-duenos-del-mundo.html

KRATES dijo...

Ahora acabo de regresar del trabajo.

No hay un único motivo, son varios. Cada cual tiene el suyo: España busca las inversiones qatarís y vecinos; otros países están pagando su deuda, los británicos tienen completamente su economía en manos de estos jeques, los estadounidenses (en especial Clinton) han recibido dinero de ellos; los franceses necesitan de los combustibles fósiles más cercanos por culpa del accidente nuclear de Fukushima (lo cual por un tiempo tendrán que parar el uso de su energia nuclear). Y los noruegos, que no les deben nada, son sus socios directos.

Y el móvil de los jeques es, lo que se dice, personal. Están «podridos» de dinero, tienen suficiente petróleo y el de Libia no les hace falta. Es un castigo ejemplar ante las insolencias que han tenido que soportar por parte de Gadafi.

Lo demás, es una confluencia de factores desconectados previamente entre sí, que han incidido en el mismo sitio.

prometeo dijo...

En resumidas cuentas, tal y como lo veo...hay cuatro malnacidos con mucha pasta y mucho poder que no deben de tener otros quehaceres más que dedicarse a jugar al "Risk-Poly" usando el globo terráqueo como tablero de juego.
Antaño fueron los Balcanes, América-Latina; luego tocó jugar en Oriente Medio(en ello siguen) y ahora el Magreb.
La sensación de que somos fichas es abrumadora.
¡Joder qué mundo!

curio dentato dijo...

¿Quién es ese Mark Burton? ¿Y qué relaciones hay entre los jeques del Golfo Pérsico y Noruega para ser considerados socios?

KRATES dijo...

Por lo que veo de Mark Burton, este personaje es un financiero que ha trabajando en varios países. Desde Kuwait se pasó, en 2007, a trabajar para el fondo soberano de los Emiratos Árabes Unidos (ADIA) como jefe de inversiones. Formó parte de su Consejo de Dirección y dejó el cargo el año pasado (2010). Fue el responsable de las compras de bienes raíces de ADIA en varios países occidentales (como dije arriba: Roma y Milán (Italia), París (Francia), Londres (Reino Unido) y Los Angeles, Chicago y Nueva York (EE UU), todos países que encabezan la coalición militar que ha estado bombardeando Libia.

http://www.perenews.com/Article.aspx?article=51180&hashID=1E4B1E73DDDEB4806FD4589C4354AE2F5BE6504F

Y el año pasado pasó a ser asesor del Norges Bank Investment Management (NBIM), el banco que gestiona el fondo soberano de Noruega (Norwegian Government Pension Fund Global).

http://www.perenews.com/Article.aspx?article=55084&hashID=7FDDB00D0C236F5F3429EABC4C07072D9282DED7

http://www.norges-bank.no/templates/section____76816.aspx

Sobre el fondo soberano de inversiones noruego:

«El propósito del Petroleum Fund es invertir parte del gran excedente generado por el sector petrolero noruego, que son principalmente impuestos a las empresas, aunque también del pago de licencia para exploración, y de los dividendos de la parcialmente propiedad del estado Statoil.»

http://es.wikipedia.org/wiki/Government_Pension_Fund_of_Norway

Mencione algo sobre la inauguración de una planta de fundición de aluminio en Qatar (de Qatalum):

http://www.intereconomia.com/noticias-negocios/finanzas-personales/empresas/inaugurada-qatar-mayores-plantas-fundicion-aluminio-m

http://www.hydro.com/en/Press-room/News/Archive/2010/04/Royal-inauguration-of-Qatalum/

Y «Qatalum, es una empresa conjunta entre Qatar Petroleum e Hydro».

http://www.qatalum.com/en/

Y la empresa del gas noruega Hydro se fusionó con la petrolera estatal noruega Statoil:

http://es.wikipedia.org/wiki/StatoilHydro

Y el fondo de los Emiratos Árabes Unidos en el año 2008:

«Recientemente, en junio de 2008, ADIA ha comenzado a comprar grandes cantidades de bienes raíces residenciales en Londres, Nueva York, Chicago, Abu Dhabi, París, Milán, Roma y Los Ángeles.»

http://es.wikipedia.org/wiki/Abu_Dhabi_Investment_Authority">

Los que promovió el tal Burton.

Conexiones importantes para ser considerados socios Qatar, EAU y Noruega ¿No? Y los tres han bombardeado Libia.

curio dentato dijo...

¿Y qué tiene que ver con la guerra la visita que hizo ZP a los países árabes de hace un mes, para obtener dinero?

KRATES dijo...

Sobre la participación española en esta guerra, la visita del presidente Zapatero a tres países árabes, justo poco después de que tuviésemos noticias sobre los acontecimientos de Libia:

«Zapatero inicia una gira por Túnez, Qatar y Emiratos Árabes Unidos.»

http://www.elconfidencial.com/espana/2011/zapatero-inicia-tunez-qatar-emiratos-arabes-20110227-75428.html

Y de esta visita por Qatar obtuvo unas promesas económicas:

«Qatar invertirá 2.700 millones en tres empresas españolas y otros 300 en cajas.»

http://www.elmundo.es/elmundo/2011/02/28/espana/1298891205.html

Y la semana pasada veo que en El País se habla sobre los fondos soberanos de inversión, mostrando el papel de estos tres países (Qatar, EAU y Noruega) en la economía española:

«José Luis Zapatero, dedicó parte de su gira a principios de marzo por el golfo Pérsico a arrancar compromisos financieros de estos países. Qatar prometió a Zapatero invertir 3.000 millones en España (incluyendo 300 millones en la recapitalización de las cajas de ahorros). De momento, el emirato petrolero ya se ha gastado 2.021 millones en la compra del 6,16% de Iberdrola y ha mostrado su interés por invertir en Telefónica. En esta gira, además, Emiratos Árabes también comprometió 150 millones para las cajas.

»Al margen de estos acuerdos, en los últimos años se han producido otras operaciones de fondos soberanos en España. Así, por ejemplo, el fondo IPIC de Abu Dhabi se ha hecho con el 100% de Cepsa (en un primer momento compró la participación del Banco Santander y Unión Fenosa y recientemente se ha hecho con el paquete de Total). Asimismo, Abu Dhabi también es socio del Banco Santander, ya que compró un 5% de la filial brasileña de la entidad en su salida a Bolsa. El dinero de estos inversores también viene como agua de mayo para la deuda pública, especialmente en aquellos casos como el español que se enfrentan últimamente a la presión de los mercados. En este sentido, el fondo soberano noruego triplicó en 2010 su exposición a los bonos españoles…»


http://www.elpais.com/articulo/dinero/inversiones/Mr/Marshall/parque/elpepueconeg

(Continúa…)

KRATES dijo...

(… Y sigo)

Y, el día anterior en el mismo periódico, también se dijo algo sobre el fondo soberano noruego y sus inversiones en España:

«En España tiene inversiones en 80 compañías cotizadas con un valor de mercado conjunto al cierre del ejercicio 2010 de 5.600 millones de euros. Las participaciones más importantes son Telefónica (tiene el 1,7% del capital), Banco Santander (1,7%), BBVA (1,5%), Iberdrola (1,3%), Repsol (1,5%) e Inditex (0,7%). El pasado ejercicio el fondo aumentó la exposición a la Bolsa española, principalmente en el segmento de valores de tamaño medio y pequeño, un área en la que está especializada Bestinver.

»El fondo soberano también cuenta con numerosas inversiones en renta fija. En 2010 triplicó el peso de la deuda pública española en su cartera, pasando de 1.000 millones a 3.200 millones. Además, cuenta con bonos de organismos públicos y entidades privadas españolas por otros 7.829 millones. Noruega no es el único país con fondos soberanos que está interesado en el proceso de recapitalización de las cajas de ahorros. En una gira por varios países del golfo Pérsico a principios del mes de marzo el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, arrancó el compromiso de Qatar de invertir 300 millones en estas instituciones mientras que el emirato petrolífero de Abu Dhabi dijo que inyectaría 150 millones…»


http://www.elpais.com/articulo/economia/fondo/soberano/noruego/ficha/gestora/espanola/invertir/cajas/elpepieco/20110326elpepieco_6/Tes

Lo que me hace ya sospechar. Y justamente me acuerdo de algo parecido que leí hace tiempo... El periodista Santiago Aroca escribió un libro que salió por 1991: El gran engaño: La Guerra del Golfo. La implicación española. En él nos cuenta que tras la invasión de Kuwait por las tropas de Sadam Husein, el 2 de agosto de 1990, el gobierno español (entonces era el presidente Felipe González) al comienzo consideró el asunto como un «conflicto regional» y no le dio importancia.

Por aquellos años Irak exportaba el petróleo a España y, a su vez, Kuwait había hecho multimillonarias inversiones a través del grupo KIO.

Pero el 18 de agosto, Felipe González se entrevista en La Moncloa con el ministro de Finanzas kuwaití Alí al-Khalifa y pasa esto:

«El Mercedes enfiló la carretera en dirección a La Moncloa. Al-Khalifa fue contundente: “Kuwait será generoso con quienes nos ayuden a derrotar al ejército iraquí. Ahora bien, quienes titubeen serán vistos como enemigos. En la guerra no hay términos medios.” De la Rosa y el embajador kuwaití escucharon con atención.

»La reunión de La Moncloa fue breve, no más de una hora. Javier de la Rosa ha negado que Al-Khalifa presionara a Felipe González para que España tomara una decidida actitud en el conflicto. Lo cierto es que tan sólo tres días después, el 21 de agosto, el Gobierno español acuerda enviar tres barcos de guerra al golfo Pérsico para “vigilar el cumplimiento del embargo”. Una decisión sin precedentes históricos y que, al entrar en vigor el día 26, cuando la fragata
Santa María y las corbetas Descubierta y Cazadora abandonan sus puertos, rompe con una larga tradición de neutralidad.»

Este precedente nos puede servir de explicación a la situación actual. ¡Don Dinero manda!

Coquito dijo...

¿Qué todo este "tinglado" lo han planificado los jeques del petróleo para vengarse del Gadafi, utilizando el poderío militar de las potencias occidentales? Parece "conspiranoico".

KRATES dijo...

No está nada planificado de antemano, ha ido surgiendo según ocurrían los acontecimientos como las revueltas en el mundo árabe. También a Libia llegó esta oleada contestataria, y debió haber una fuerte represión de las manifestaciones (como algunos medios digeron al principio) seguidas de disturbios en la parte oriental del país. Lo que pasa es que partiendo de verdades o medias-verdades, se pueden añadir algunas mentiras. Convirtiendo a Gadafi en un cruel y sanguinario dictador que masacraba a su gente, y que conste que no defiendo a este personaje ni a su dictadura. La televisión qatarí Al-Yazira fue uno de los principales medios en difundir las noticias para crear las corrientes de opinión contrarias al régimen libio.

Después viene la resolución de la ONU y la coalición militar, que al principio ni se ponían de acuerdo quién se pondría al mando. El Gobierno español envia los aviones un día antes de ser aprobado por el Congreso de los Diputados (como es la formalidad), dando una sensación de precipitación. Si los países de la OTAN hubiesen proyectado una invasión, antes de empezar nada se hubiesen puesto previamente de acuerdo. Hace unos días Obama se negaba a dar más armamento a los «rebeldes» (porque sabe que hay gente de Al-Qaeda entre ellos), pero el francés Sarkozy le presiona, parece que tiene prisa en acabar cuanto antes (ya que Francia es el país que más ha invertido en energía nuclear, tras el accidente de la central nuclear japonesa, puede haber algo problema de producución temporal, y busca otras alternativas). Como ya dije sobre las inversiones de los emiratos del Golfo, también han condicionado en la toma de decisiones por parte de algunos gobiernos.

Pero ante todo, los jeques del petróleo han sabido aprovechar la oportunidad. Podría ser otra y en otro momento, pero ha sido éste. Las meteduras de pata (y la bocaza) de Gadafi les han venido, pero que muy bien. Todo ha estado condicionado por las circunstancias, no hay nada previamente planeado. No hay conspiración alguna preparada, por lo que no puede ser «conspiranoico».

KRATES dijo...

Mis sospechas iniciales sobre la implicación qatarí, según pasan los acontecimientos, están siendo reforzadas cada vez más:

http://www.nortecastilla.es/v/20110415/mundo/catar-levanta-veto-suministro-20110415.html

«El pequeño emirato de Qatar gana cada vez más peso en la intervención militar en Libia. La opulenta monarquía petrolífera se ha implicado a fondo en el conflicto en un intento por abrirse paso entre las grandes potencias en la escena internacional. El país pérsico, que junto a Emiratos Árabes es el único de la región que participa con cazas propios en la misión, se ha convertido en el gran aliado de los rebeldes. Su relación se ha estrechado tanto en las últimas semanas que Doha ha empezado a suministrar armas a los insurgentes para que planten cara a las tropas gadafistas.

»La monarquía qatarí, que acogió el miércoles la primera cita del Grupo de Contacto internacional que supervisa la intervención en Libia, ya subrayó en la cumbre que la resolución de la ONU que autorizó la operación no impide la entrega de armamento "defensivo" a los sublevados. A su juicio, los opositores necesitan material bélico para poder frenar a un ejército mucho mejor pertrechado y entrenado. Ayer, el diario británico The Guardian confirmaba que Doha ya ha suministrado las primeras partidas de misiles antitanque a los insurgentes.»

KRATES dijo...

Y el emir de Qatar está de visita en España, ¿traerá el dinero prometido tras los bombardeos de Libia?

«El rey de España destaca ante el emir de Qatar el esfuerzo conjunto frente a la crisis libia...»

http://www.nortecastilla.es/v/20110426/espana/destaca-ante-emir-catar-20110426.html

«Don Juan Carlos y doña Sofía rara vez acuden a pie de pista a recibir a alguno de sus invitados. Una de esas excepciones se vivió ayer, durante la llegada de sus altezas reales el emir y la jequesa de Qatar.» Son los nuevos amos del mundo y tienen que besarles el culo...

¡Pero que lo hagan los «rojísimos» de Público! Es penoso:

«En este pequeño emirato 800.000 habitantes, de los que los inmigrantes son mayoría, no hay policías en las calles, no hay disturbios, no hay milicias ni rabia en las miradas. Es un pequeño oasis en el convulso mundo árabe.»

http://www.publico.es/internacional/372789/qatar-un-oasis-de-paz-arabe

KRATES dijo...

Por lo que nos cuentan, submarinos franceses y británicos ya vigilaban la costa libia desde mediados de febrero:

http://www.voltairenet.org/Libia-fuerzas-de-la-OTAN-ya

Y antes de las masacres de Bengasi, supuestas o no, pero que le atribuyeron a Gadafi desdee Al-Yazira.

Por lo que se ve, los antiguos colonialistas franceses y británicos ya tenían de antes sus ojos puestos en el país, ¡ahí me equivoqué en su momento! Pero no tenía pruebas u otros datos que lo confirmasen entonces.